Archivo de la etiqueta: Disney

Curiosidad de la Semana: Nendoroid

Como mexicano, tuve la tremenda fortuna de crecer con la enorme cantidad de contenido televisivo importado del oriente que se transmitió en televisión durante los 90s. Por supuesto, me refiero a series como Dragon Ball Z, Los Caballeros del Zodiaco, Los Supercampeones, Sailor Moon, Ranma 1/2 y muchísimas otras producciones japonesas que marcaron la infancia de millones de personas en Latinoamérica.

No toda mi infancia podía ser exclusivamente de “Star Wars”.

Es por eso que desde pequeño desarrollé un gusto considerable por la estética japonesa que ahora podemos encontrar en la gran variedad de productos creados por compañías como Bandai y Good Smile Company, y es la razón por la cual voy a compartir con ustedes mi experiencia con una serie de figuras bastante adorables y con mucha personalidad.

Se trata de nada más y nada menos que las figuras Nendoroid creadas por Good Smile Company, una serie con una estética “chibi” que, en palabras de la compañía, son sumamente adorables por su tamaño y proporciones.

Justo como lo pueden apreciar en estas imágenes. 

En sí, la línea de figuras no está dedicada a Star Wars – similar a la situación de las S. H. Figuarts producidas por Bandai y de las cuales les hablé hace unas semanas – y pueden encontrar Nendoroids de una gran variedad de series, películas y videojuegos que han tenido impacto a nivel global.

De hecho, hace unas semanas anunciaron a varios de los personajes de “Harry Potter”.

Poniendo otras franquicias de lado, creo que es de esperarse que hoy les hable de mis figuras favoritas, es decir, aquellas basadas en personajes de Star Wars.

Actualmente podemos encontrar una cantidad moderada de personajes que van de clásicos como Darth Vader y Boba Fett, hasta Rey y BB-8. Todos ellos vienen en la misma escala y con diversos accesorios que les permite recrear momentos icónicos de las películas en espacios reducidos, como en la comodidad de nuestros escritorios de trabajo o tal vez una mesa de noche.

Aquí podemos ver a Boba Fett llevándose a Han congelado en carbonita, todo un clásico.

Como es de esperarse por un precio aproximado de 45 dólares, las figuras cuentan con una cantidad considerable de detalle e incluso están parcialmente pintadas a mano, así que pueden llevarse a pecho la seguridad de que el producto que están adquiriendo es de calidad y hasta único, en vez de ser producido en masa como se acostumbra.

Por otro lado, el método de producción de Good Smile Company hace que a veces sea difícil conseguir estas figuras a menos de que uno esté pendiente de anuncios de la compañía y próximos lanzamientos.

Conseguir a Kylo Ren después de que pasara su oferta inicial hizo que casi siguiera su ejemplo y destrozara mi teclado en ira (es broma… casi). 

Adicionalmente, es un poco complicado de conseguir fuera del mercado japonés por la limitada cantidad de producción y porque no existen muchos distribuidores oficiales.

Eso sí, les puedo asegurar que la inversión adicional de tiempo vale mucho la pena porque en verdad se trata de figuras sumamente encantadoras con todo y su estética poco convencional, especialmente en relación a nuestra franquicia favorita.

Si son coleccionistas como yo, o simplemente disfrutan la estética del anime y manga, no puedo dejar de recomendarles que se consigan un Nendoroid, sobre todo si están en búsqueda de algo un poco más llamativo que una Funko Pop! pero sin tener que comprometerse a tener que comer sopas instantáneas hasta la siguiente quincena.

Les recomiendo bastante revisar el sitio de ventas oficial e internacional de Good Smile Company para adquirir sus Nendoroids de la manera más eficiente y directa posible, pueden encontrar el sitio dando click aquí

También es ideal que hagan una cuenta y se suscriban a su servicio de notificaciones, pero les advierto que estas figuritas son tan adictivas como los Funko Pop!

Curiosidad de la Semana: figuras de acción “Star Wars Unleashed”

He mencionado en otro artículo que nunca he sido un gran fan de las figuras de Star Wars que estaban generalmente disponibles cuando era pequeño, más que nada por lo poco parecidos que eran a los personajes en sí, pero sí tengo memorias de unas figuras en particular que aparecieron a inicios del nuevo mileno y que captaron mi atención por su apariencia tan “extrema”.

Incluso cuando tampoco eran estrictamente como los personajes originales, tenían un gran encanto por ser una interpretación mucho más estilizada.

Esta serie de figuras de Hasbro en cuestión se llama Star Wars Unleashed y sigue siendo reconocida por encontrar un compromiso casi perfecto entre centro de mesa y figura de acción. Fue tanto su éxito que la serie duró casi 10 años en producción e incluso se utilizó una figura especial de Darth Vader para promocionar el estreno de la versión física de La Venganza de los Sith.

En vez de tratar de hacer uso de una figura en el estilo de las de “Kenner” o incluso las originales de “Hasbro” para utilizar la nostalgia como herramienta de ventas, “Lucasfilm” y “Best Buy” optaron por atacar el mercado joven e impresionable.

Eso sí, la parte más interesante, por lo menos para mí, era que los personajes se encontraban en poses que provocaban a la imaginación en vez de hacer lo posible por ser iguales a sus contrapartes de la pantalla grande. Uno podía encontrar a un Luke Skywalker en su vestimenta de El Retorno del Jedi realizando un épico salto mientras que su sable de luz verde dejaba un rastro espectral, como si estuviera moviéndolo a una velocidad que supera la lógica.

Igualito a Luke Skywalker, el legendario acróbata con reflejos de artista marcial.

En cuanto a su origen, me gusta pensar que la creación de estos juguetes fue inspirada en la serie animada Star Wars: Clone Wars, que fue dirigida por Gendy Tartakovsky y en la cual podíamos encontrar a muchos personajes realizando hazañas que esencialmente los mostraba como superhéroes.

De hecho, aunque la serie hizo su debut en televisión en 2003, un año después de que Star Wars Unleashed llegó a los anaqueles, no se me haría nada extraño que se utilizara el material de preproducción para empezar a darle forma a las más de 30 figuras que salieron a la venta con el paso de los años.

Otro factor que apoya mi hipótesis es que podíamos encontrar a personajes exclusivos de aquella serie animada entre personajes mucho más reconocidos como Anakin Skywalker y Yoda. Asajj Ventress, la asesina mitad humana entrenada por el Conde Dooku durante la Guerra de los Clones, podía encontrarse en estantes cuando era un personaje exclusivo de la serie de Gendy y muchos años antes del estreno de The Clone Wars, lo que hacía la experiencia bastante más interesante como alguien que en ese entonces no tenía ni idea de que era un universo expandido.  

Pero bueno, regresando al concepto de las figuras propiamente, creo que es bastante curioso que actualmente se está haciendo un gran esfuerzo por cambiar la manera en que se conceptualiza a la Fuerza en la cultura popular.

Es sumamente claro que la línea de figuras Star Wars Unleashed estaba comprometida con un concepto de la Fuerza que básicamente convertía a sus usuarios en personajes de Dragon Ball Z, sin duda algo que muchos fans encontrábamos sumamente llamativo, pero ahora la tendencia es completamente opuesta y personalmente lamento que eso implique que nunca más veamos una serie de figuras como esta en los pasillos de las (pocas) jugueterías y demás tiendas especializadas.

Lo bueno es que existe un sano mercado secundario donde podemos encontrar a la gran mayoría de las figuras que salieron entre 2002 y 2010.

Incluso cuando los últimos sets tenían más en común con figurillas de juegos de rol que con estatuas o figuras de acción propiamente.

Así que no lo piensen más si están en busca de un producto accesible y que grite “soy fan y crecí entre los 90s y 2000s”, y busquen por Internet la figura que no sabían que necesitaban en su colección. 

Star Wars Está Evolucionando

Lucasfilm liberó esta semana el tráiler de Star Wars: Galaxy of Adventures, una nueva serie de cortos animados que estará disponible en YouTube a partir del 30 de noviembre.

En lo personal, quedé cautivado por el estilo de la animación, el rango de expresión de los personajes y, sobre todo, la cantidad de acción. 

La intención de estos nuevos cortos es ofrecer los momentos más icónicos de toda la saga a generaciones más jóvenes por medio de contenido mucho más degustable, breve y visualmente atractivo. De verdad creo que se ve fantástico y me emociona saber que está a tan solo un par de días de su estreno.

Ahora bien, con esa primera impresión de lado, hay una pregunta que me viene a la cabeza, específicamente como uno de esos fans super dedicados que ha visto las películas un sinnúmero de veces:

¿Por qué hacer esta serie animada cuando existen las películas en sí?

Es natural dudar sobre la importancia de tomar contenido y transformarlo o adaptarlo en nombre del progreso multimediático, especialmente cuando hablamos de Star Wars.

No es por nada que George Lucas es criticado incluso hoy en día por cambiar la Trilogía Original con el paso de los años. 

Y, en sí, todo se reduce a darle su espacio e importancia al consumidor número uno de la franquicia: los fans más jóvenes.

Esto no debería ser una sorpresa para ustedes, más que nada porque la gran mayoría de los fans siente cariño por Star Wars gracias a que crecieron viendo las películas y es la razón por la cual sentimos ese apego casi irracional por las historias de Anakin, Obi-Wan, Luke, Leia y Han.

Pero esas historias se cuentan en un formato que está dejando de tener el impacto necesario para mantener la relevancia que buscan Lucasfilm y Disney, al igual que la capacidad por innovar y experimentar. Tampoco es una cuestión de que ya no estemos viendo televisión o comprando boletos de cine, más bien, es el hecho de que el consumo de entretenimiento ha cambiado sustancialmente para toda audiencia y estas compañías lo saben.

Por eso mismo estamos viendo mayor énfasis en contar todas las historias de la Galaxia Muy Muy Lejana en nuevos formatos, y la evidencia lo demuestra.

Me refiero, por supuesto, a que actualmente hay dos series live-action en producción con The Mandalorian y la serie sin nombre con Cassian Andor como protagonista, las cuales se unirán a los rangos de otras series para consumo directo que ya están disponibles o apunto de regresar, como Star Wars: Resistance, The Clone Wars y Star Wars: Forces of Destiny, por no mencionar la recién anunciada Galaxy of Adventures.

Como pueden darse cuenta, este contenido en formato serial y de consumo directo está cobrando un nivel de importancia similar al de las películas o incluso mayor.

Estoy seguro de que tiene mucho que ver con las virtudes de contar historias contenidas en 48 minutos o menos, semana con semana, virtudes que los largometrajes de dos horas y media no pueden ofrecer por su estilo de producción, pero eso no es todo, ya que estoy aún más seguro de que esto también se hace con la intención de generar un cambio fundamental en la manera en que percibimos a Star Wars, es decir, como una franquicia donde las películas son todo lo que importa mientras que el resto del contenido es meramente secundario o incluso irrelevante.

No tienen idea de cuantas veces he escuchado que una justificación canónica no es válida si no está presente en las películas.

Utilizando como ejemplo a las películas de Marvel al día de hoy, es considerado normal que salgan hasta tres películas por año relacionadas a su universo cinemático, cosa que muchos fans celebramos porque nos mantiene en un estado constante de emoción y expectativa, el cual toca su punto máximo cuando llegamos a ver Avengers, Civil War e Infinity War, los grandes eventos de su saga.

A mi manera de ver las cosas, esto está permitido porque culturalmente estamos casados con la noción de que el Universo Cinemático de Marvel es básicamente una serie de altísimo presupuesto donde lo más importante es el final de temporada, mientras que el resto de los “capítulos” pueden ser de variable relación hasta cierto punto.

 “Ant-Man and the Wasp” puede ser divertida y hasta tener poco que ver con el arco narrativo de las Gemas del Infinito, siempre y cuando no afecte de manera negativa a “Avengers 4”.

Por otro lado, la franquicia de Star Wars tiene la enorme presión de tener que cumplir con las expectativas de una película como Infinity War en cada una de sus entregas y, bajo cualquier lógica, es simplemente imposible llegar a ese nivel de expectativa año con año.

Mientras que Marvel puede darse el lujo de tener leves tropiezos, como Iron-Man 2, o experimentar con conceptos un poco fuera de lo normal con relativa seguridad, como en el caso de Thor: Ragnarok y Doctor Strange, Lucasfilm no es capaz de experimentar verdaderamente con las películas sin arriesgarse a incurrir el enojo de fans que tienen ciertas expectativas sobre como debe ser exactamente una nueva entrega para su saga favorita.

“Solo”, a pesar de contar una historia independiente de la Guerra Civil Galáctica, no puede evitar mostrar pequeños momentos que relacionan a los personajes con eventos u otros personajes de la Saga Skywalker.

En pocas palabras, se trata de una situación que no se puede ganar y, como estos fans no van a cambiar, entonces Lucasfilm debe hacerlo.

Precisamente por eso estamos viendo este cambio de enfoque y tanta dedicación a la creación de diversos shows que estén a la altura de las películas o incluso por arriba. Es el método perfecto con el que Lucasfilm puede arriesgarse a nivel creativo, pero sin limitar la producción de contenido que se considere actualmente relevante.

Adicionalmente, estoy bastante seguro de que es la mejor forma de generar el cambio de percepción que tanto necesita la marca en el sentido de que, suponiendo que todo salga acorde al plan, veremos a fans de todas las edades hablando de Star Wars como si se tratara de Game of Thrones o Breaking Bad, además de como la franquicia cinemática que es desde su concepción.

Nada me gustaría más que ver un capítulo de “Star Wars” como el de la mosca en “Breaking Bad”. Introspectivo, íntimo y dedicado exclusivamente a explorar la mente de uno o dos personajes.

Finalmente, creo que será de esta manera en que nuestra franquicia favorita intentará llegar a un nuevo nivel de presencia cultural, pasando de lado el envidiable concepto del universo cinemático para convertirse en un universo propiamente multimediático, donde pequeños cortos animados, series de alto presupuesto y películas con gran expectativa se encuentran al mismo nivel de relevancia mientras que permiten mayor accesibilidad para los fans, sin importar su edad o amor por saga.

Curiosidad de la Semana: YT-1300 Millennium Falcon Owner’s Workshop Manual

Una semana más que pasa y otro excelente libro de Star Wars que se aparece en mi puerta, listo para ser compartido con todos ustedes y, en este caso, se trata de nada más y nada menos que la versión actualizada del Manual de Taller para Usuarios del Millennium Falcon.

En previos artículos he dejado muy claro que soy un fan tremendo del inigualable carguero ligero corelliano de Han Solo y su compañero Chewbacca, pero, poniendo de lado mi fanatismo personal por el Falcon, creo que sería raro si muchos de ustedes no dudaran si verdaderamente merece un libro dedicado exclusivamente a su existencia, especialmente en formato de manual de propietario.

Pues déjenme decirles que el trabajo que hicieron Ryder Windham, Chris Reiff y Chris Trevas para esta nueva versión no es nada menos que espectacular, incluso para alguien que le lleva siguiendo la pista a cada pequeño detalle en el canon con la intención de encontrar nueva información sobre nuestra querida nave.

Incluso pueden encontrar una mejor imagen sobre como se usaban originalmente estos transportes para cargamentos pesados. 

Empezando por una breve historia sobre la manufacturera que creó la serie de cargueros ligeros a la que pertenece el Falcon, seguido de un breve recuento de diversas actividades en las que se utilizó antes de llevar su icónico nombre, este libro justifica hasta el más mínimo detalle de por qué se trata de un vehículo único en su especie.

Adicionalmente, el manual también explora absolutamente todas las partes que conforman a la nave, desde cada botón que existe en su cabina de control, hasta el funcionamiento de cada una de sus armas y puertos de salida. Todo esto por medio del uso de imágenes sumamente comprensivas y texto que no es demasiado técnico, así que es fácil de leer para fans de casi todas las edades.

Los diagramas son sumamente sencillos pero detallados, dejando que el lector se enfoque en las imágenes en vez de párrafos interminables de texto técnico. 

Y eso no es todo, los autores también revisan aspectos más abstractos que francamente pudieron ahorrarse para otro tipo de libros y, sin embargo, hacen de este paquete uno más excepcional.

Por ejemplo, ahora sabemos que el Millennium Falcon cuenta con un sistema de pedales que sirven para rotar la nave en su eje vertical. 

Entre ellos, podemos encontrar las maniobras especiales que realiza Han con el Falcon en la Trilogía Original, la diversidad y funcionamiento de cada uno de los sensores que se requerirían en una nave espacial como esta y diversas justificaciones para su apariencia descuidada en manos de Solo, todo basado en material canónico como aparece en material publicado en diversos formatos por más de 30 autores y artistas.

La explicación de los controles es sumamente interesante y absolutamente cada botón justifica su existencia. 

En fin, creo que este libro debe estar en la colección de todo fan del Millennium Falcon. Sé que personalmente me hubiera encantado recibir un libro así a la edad de 6 años,cuando descubrí Star Wars y estaba obsesionado con las naves espaciales.

Considerando su precio tan accesible, gran cantidad de imágenes y el volumen de información que ofrece acerca de las naves espaciales que aparecen en la Galaxia Muy Muy Lejana, no puedo dejar de recomendar lo que posiblemente sea el único manual de usuario por el que estaría dispuesto a pagar.

El Manual de Taller para Usuarios del Millennium Falcon ya se encuentra disponible a la venta y pueden encontrarlo dando click aquí.

La Importancia del Canon

El día de ayer, Matt Martin, miembro del Lucasfilm Story Group, publicó desde su cuenta de Twitter que no responderá más preguntas acerca de si ciertos personajes o eventos pertenecen al canon de la franquicia o no.

Es un anuncio que podría resultar un poco sorprendente cuando consideramos que se trata de una de las personas dedicadas a revisar que todo el contenido en el canon esté propiamente alineado, pero no es la primera vez que un miembro de este legendario equipo declara algo similar.

Pablo Hidalgo, probablemente el empleado más famoso de “Lucasfilm”, lleva años sin contestar preguntas similares fuera de convenciones o eventos especiales.

Es sin duda el producto de incesantes preguntas de fans de todo tipo, tamaño y forma que buscan saciar su curiosidad o simplemente validar sus opiniones acerca de uno o varios aspectos de nuestra franquicia favorita, pero, cualquiera que sea el caso, la realidad es que se trata de algo sumamente disruptivo para las personas detrás del gigante corporativo que representan y no los puedo culpar por su elección personal de separar su trabajo de su vida en redes sociales, incluso cuando soy la clase de fan que ha hecho una o dos preguntas que caen directamente en las categorías previamente mencionadas.

Esto me ha llevado a replantear la importancia que le damos muchos al concepto del canon, sobre todo en una franquicia tan expansiva y relevante en la cultura popular, por lo que me gustaría compartir con ustedes una perspectiva diferente y considerablemente más amena con la cual asimilar este concepto.  

Una foto mía de hace algunos años cuando le pregunté a Pablo Hidalgo por qué la capa de Darth Vader se mueve en el vacío del espacio al final de Rogue One.

Empezando por lo básico, y para los que no leyeron el FAQ, la palabra “canon” en relación a Star Wars es esencialmente un sinónimo de “oficial”, eso quiere decir que todo material canónico es considerado como parte oficial de la franquicia y a la par de las películas.

Gracias al contenido canónico sabemos que el Imperio se rindió contra las fuerzas de la Alianza Rebelde hasta un año después de la Batalla de Endor y la muerte del Emperador. También sabemos que Rey aprendió a volar naves gracias a un antiguo simulador en el cual entrenó hasta convertirse en maestra y que Anakin Skywalker tuvo su propia aprendiz durante la Guerra de los Clones.

Sip, esto también es canon. ¿Cómo la ven?

Como pueden apreciar, la existencia de este material permite la expansión exponencial de la mitología de la saga y también da la oportunidad de complementar aspectos que pudieran no ser explorados a profundidad por las limitaciones inherentes del medio cinematográfico.

Con base en esto, sería fácil pensar que no hay desventaja en producir una gran cantidad de productos complementarios, pero eso sería una equivocación, especialmente con Star Wars.

Para los que no sabían, y para no hacerles el cuento demasiado largo, casi todo el contenido que conformaba el Universo Expandido de Star Wars fue denominado como no canónico cuando Disney compró Lucasfilm.
Aunque hay varias razones para esto, realmente todo se reduce a conveniencia, después de todo, el Universo Expandido había crecido de tal manera que hubo la necesidad de definir varios niveles de canonicidad para tratar de darle un poco de coherencia a la enorme cantidad de historias que se produjeron en un periodo de poco más de treinta años. 

Los niveles de canon como fueron creados por Leland Chee para la base de datos de “Lucasfilm”.

Sin importar que tan buenas fueran las intenciones de Lucasfilm o Disney por darle mayor libertad artística a nuevos artistas y escritores, la decisión de eliminar del canon estas historias le dolió en el alma a más de unos cuantos fans de antaño que crecieron con las historias que pertenecían al Universo Expandido, lo que también generó un sentido de incertidumbre y enojo entre fans nuevos y viejos.

Honestamente, no es mi lugar juzgar si las decisiones de Lucasfilm y las acciones de los fans están justificadas, sin embargo, puedo decir con confianza que la reacción de ambas partes proviene del mismo lugar: el corazón.

De no ser por la importancia que le dan los fans a cada pequeño detalle y la increíble dedicación de todas las personas que trabajan en Lucasfilm, estoy seguro de que nunca se habría establecido un canal de comunicación, independientemente de los resultados que esto ha tenido a nivel personal para todas las partes involucradas. En ese sentido, de verdad creo que es importante saber dar un paso hacia atrás y ver el concepto del canon como lo que realmente es, es decir, un requerimiento formal de reconocer ciertas historias dentro de otras historias.

Así que, no se preocupen si no saben a ciencia cierta con cual botón se prende el sable de Anakin Skywalker, o si verdaderamente hay un conejo verde gigante atravesando la galaxia tratando de superar a Han Solo como contrabandista. Al final del día, lo que define a la franquicia son los momentos que directamente resuenan con nosotros, lo demás es para los demás.

Más o menos así me sentí escribiendo este artículo.

Curiosidad de la semana: LEGO Ultimate Collector’s Series Millennium Falcon

portada lego

Mi historia personal con LEGO, la famosa marca danesa de juguetes que llegó para cambiar al mundo con el poder de la creatividad y muy buen uso de licencias comerciales, no es particularmente notable, más que nada porque los modelos de licencia siempre han sido un poco costosos.

Eso si, siempre he pensado que sus productos basados en el universo de Star Wars cuentan con una cualidad que los eleva de ser “simples” combinaciones de pequeños ladrillos de diseño patentado. Aun así, desde que puedo recordar, he visto la serie de naves basadas en la franquicia y producidas por LEGO con cautela – sobre todo la serie Ultimate Collector’s y sus impecables diseños – porque estaba seguro de que no podría comprar solo una.

El día de hoy, les puedo compartir que esa cautela salió por la ventana y ahora soy el dueño del Ultimate Collector’s Series Millennium Falcon, probablemente el centro de mesa más caro, pesado y hermoso que existe.

falcon
También conocido como el set de “LEGO” más grande disponible a la venta actualmente.

Déjenme decirles, en mi vida me he arrepentido de muchas adquisiciones, pero este modelo del legendario carguero ligero corelliano no es una de ellas.

El nivel de detalle con el que cuenta no es nada menos que impresionante y de verdad se nota una vez que uno pasa la cantidad de horas que requiere ensamblar 7541 piezas y seguir 466 páginas de instrucciones.

Desde la cabina que permite acomodar hasta cinco personajes para simular momentos clásicos de El Imperio Contraataca o El Despertar de la Fuerza, hasta las torretas articuladas y los cambios de antena, es claro que existe una gran cantidad de trabajo detrás de este set, cosa que pueden verificar en la breve introducción al equipo detrás de esta nueva versión del Millennium Falcon que viene en las páginas del manual.

mynock
Hasta incluye un mynock para recrear el momento en que la tripulación del Falcon sale a investigar la cueva en que se están escondiendo, solo para darse cuenta de que se encuentran dentro de un ser viviente.

Ahora bien, como se trata de una pieza de colección para fans de Star Wars y de LEGO, es considerablemente difícil de conseguir. Personalmente estuve buscando este modelo por meses, tanto en tiendas digitales como físicas, pero como se trata de un producto que solamente está disponible en tiendas oficiales de LEGO, realmente no es fácil de obtener por medio de un tercero a menos de que estén dispuestos a pagar el doble o más de su precio oficial (799 dólares).

Aún con todas esas limitaciones y como fan casual de LEGO, realmente no puedo dejar de recomendar esta versión del Millennium Falcon. Incluso si la estética de LEGO no es lo suyo, los invito a ver el modelo que muy probablemente estén mostrando en su LEGO Store más cercana y les aseguro que será difícil no considerar el pago a meses sin intereses.

microfighter
Sino encuentran el Ultimate Collector’s Millennium Falcon, siempre está la opción de llevarse su versión Microfighters, es casi igual de bella.

“The Mandalorian” y 5 razones para estar emocionado.

themando portada

Ahora que ya tenemos algunas imágenes oficiales y una sinopsis acerca de la nueva serie live-action que está haciendo Lucasfilm en colaboración con Jon Favreau, me gustaría ofrecerles cinco excelentes razones para emocionarse por la próxima llegada de The Mandalorian y las posibilidades que presenta para el futuro de la franquicia.

1.- La Orgullosa Raza Guerrera de Mandalore

El prospecto de enfocarse en un miembro de los legendarios y reconocidos guerreros de Mandalore, cuya historia ha sido expandida pero apenas explorada en el canon, es digno de mención simplemente por las posibilidades que presenta.

Empezando por la apariencia del aparente personaje principal, su armadura es excelente ejemplar de la cultura de la que proviene y por sí sola ya invita a la especulación en grandes cantidades, cosa que comparte con otros dos (supuestos) mandalorianos: los reconocidos cazarrecompensas Jango y Boba Fett.

boba y jango
Las autoridades de Mandalore han negado que Jango (y por lo tanto, toda su descendencia) provenga de alguno de los planetas Mandaloreanos, pero bien podría ser para fines políticos.

Pero ¿Quiénes son los Mandalorianos y por qué son tan reconocidos?

Déjenme ofrecerles una breve lección de historia:

En los territorios del Borde Exterior de la Galaxia Muy Muy Lejana existe un planeta llamado Mandalore de donde proviene una orgullosa cultura de guerreros sumamente capaces y temibles. Estos guerreros llegaron a dominar cientos de planetas gracias a su violento estilo de vida en tiempos que preceden a la Antigua República e incluso llegaron a pelear activamente contra los Jedi durante generaciones.

Su naturaleza orgullosa y gran ingenio les permitió desarrollar tecnología que les ayudó a enfrentar exitosamente a los Jedi, que hacían gran uso del enigmático poder de la Fuerza para defender a la Antigua República de la creciente amenaza de los Cruzados Mandalorianos, lo que les generó gran fama alrededor de la galaxia como los únicos seres capaces de enfrentar a los miembros de la mística orden.

Fue así como los mandalorianos desarrollaron su icónica armadura y herramientas clásicas como lanzallamas portátiles y mochilas cohete sumamente versátiles.

death watch
Miembros de Death Watch con su armadura tradicional durante la Guerra de los Clones.

Como pueden ver, el continuo desarrollo de la raza inspirada en el diseño de Boba Fett realmente ha dejado su marca en el universo creado por George Lucas y personalmente considero que muchas de las historias más interesantes de la saga están de alguna manera ligadas a Mandalore y su gente.

2.- Dave Filoni, El Favorito de los Fans.

Para los que no lo conocen, Dave Filoni es el productor, escritor y director de Star Wars: The Clone Wars y Star Wars: Rebels, las dos series animadas que han sido extremadamente bien recibidas por fans de todas las edades, y va a dirigir uno de los capítulos de esta nueva serie.

De entrada, es interesante porque le dará un sabor particular a uno de los episodios de la serie, pero la verdadera razón para emocionarse es porque esta es la primera vez que el director va a dirigir una producción live-action y, suponiendo que todo salga bien, podría ser el empujón que necesita para que le den su propia película o incluso su propia saga.

Dave es en mi opinión quien ha creado el mejor contenido de todo Star Wars y The Mandalorian podría darnos la justificación perfecta para dejar que su creatividad y la de su equipo se pueda aprovechar como nunca.

3.- Taika Waititi y la Oportunidad de ser Extravagante.

Hablando de creatividad, otro de los directores invitados que realmente me emociona es Taika Waititi, mejor conocido como la mente detrás de Thor: Ragnarok (2017) y What We Do in the Shadows (2014).

taika movies.jpg
Ambas películas son unas joyas y no pueden dejarlas pasar.

Si bien existe mucho contenido sumamente ameno y cómico en Star Wars, creo que la dirección de Taika ofrece la posibilidad de explorar elementos mucho más psicodélicos y extravagantes de la Galaxia Muy Muy Lejana de lo que estamos acostumbrados.

No estoy diciendo que la franquicia necesite más comedia de lo normal, sobre todo si la intención es hacer una serie un poco más “adulta”, sin embargo, creo que es importante que aprovechemos la oportunidad de desconectarnos del drama inherente a la saga y exploremos los pequeños detalles que hacen a los Territorios del Borde Exterior una zona tan interesante y diversa.

4.- 30 Años de Historias sin Contar.

Después de la formación del Imperio, los veinte años de obscuridad que le siguieron y su gloriosa derrota a manos de la Alianza Rebelde, llegamos a un periodo de tiempo donde nuestros héroes por fin encontraron la paz… o por lo menos eso es lo que sabíamos hasta 2005.

legends
A menos de que tomemos en cuenta las incontables crisis que sucedieron en el previo Universo Expandido.

De hecho, los eventos de la nueva trilogía de películas se desarrollan aproximadamente 30 años después de El Retorno del Jedi, lo que nos deja con tres décadas de historia que desconocemos casi por completo.

No solo eso, también se trata de un periodo que aparentemente carece de un gran conflicto intergaláctico, por lo que The Mandalorian puede llevarnos por caminos completamente inesperados.

Aunque es probable que veamos indicios de la formación de la Primera Orden, o problemas generados por el establecimiento de la Nueva República, creo que es sumamente interesante explorar la galaxia después de la celebración que se dio en gran cantidad de planetas a causa de la muerte del Emperador Palpatine, más que nada porque ofrece la posibilidad de ver el fruto del trabajo de Luke, Han y Leia desde una perspectiva fresca y fuera de la ley.

5.- Serio y live-action

Soy la clase de persona que celebra la existencia de las series animadas y libros de cuentos que forman parte de la franquicia, más que nada porque se enfocan en darle un producto más que apropiado a la nueva generación de fans, pero sería una mentira decir que no me gustaría ver el lado más arduo y adulto de la saga.

libros adultos.jpg
Cosa que hemos visto bastante en forma de libros y algunos cómics.

Nunca me imaginé que ese tipo de contenido llegaría a cobrar vida en formato live-action, cosa que le agrega un tono definitivo de seriedad y compromiso por parte de Disney y Lucasfilm y, aunque realmente no nos consta que clase de serie será The Mandalorian, lo que si puedo decir es que solo necesita un pequeño toque de Rogue One y una pizca de Solo para darnos algo que todos nosotros podamos disfrutar.

boba fett holiday special
Cuando lo piensan, todo esto es gracias a aquella caricatura de Boba Fett que aparece en el “Star Wars Holiday Special”.