Archivo de la etiqueta: figuras

Curiosidad de la Semana: Nendoroid

Como mexicano, tuve la tremenda fortuna de crecer con la enorme cantidad de contenido televisivo importado del oriente que se transmitió en televisión durante los 90s. Por supuesto, me refiero a series como Dragon Ball Z, Los Caballeros del Zodiaco, Los Supercampeones, Sailor Moon, Ranma 1/2 y muchísimas otras producciones japonesas que marcaron la infancia de millones de personas en Latinoamérica.

No toda mi infancia podía ser exclusivamente de “Star Wars”.

Es por eso que desde pequeño desarrollé un gusto considerable por la estética japonesa que ahora podemos encontrar en la gran variedad de productos creados por compañías como Bandai y Good Smile Company, y es la razón por la cual voy a compartir con ustedes mi experiencia con una serie de figuras bastante adorables y con mucha personalidad.

Se trata de nada más y nada menos que las figuras Nendoroid creadas por Good Smile Company, una serie con una estética “chibi” que, en palabras de la compañía, son sumamente adorables por su tamaño y proporciones.

Justo como lo pueden apreciar en estas imágenes. 

En sí, la línea de figuras no está dedicada a Star Wars – similar a la situación de las S. H. Figuarts producidas por Bandai y de las cuales les hablé hace unas semanas – y pueden encontrar Nendoroids de una gran variedad de series, películas y videojuegos que han tenido impacto a nivel global.

De hecho, hace unas semanas anunciaron a varios de los personajes de “Harry Potter”.

Poniendo otras franquicias de lado, creo que es de esperarse que hoy les hable de mis figuras favoritas, es decir, aquellas basadas en personajes de Star Wars.

Actualmente podemos encontrar una cantidad moderada de personajes que van de clásicos como Darth Vader y Boba Fett, hasta Rey y BB-8. Todos ellos vienen en la misma escala y con diversos accesorios que les permite recrear momentos icónicos de las películas en espacios reducidos, como en la comodidad de nuestros escritorios de trabajo o tal vez una mesa de noche.

Aquí podemos ver a Boba Fett llevándose a Han congelado en carbonita, todo un clásico.

Como es de esperarse por un precio aproximado de 45 dólares, las figuras cuentan con una cantidad considerable de detalle e incluso están parcialmente pintadas a mano, así que pueden llevarse a pecho la seguridad de que el producto que están adquiriendo es de calidad y hasta único, en vez de ser producido en masa como se acostumbra.

Por otro lado, el método de producción de Good Smile Company hace que a veces sea difícil conseguir estas figuras a menos de que uno esté pendiente de anuncios de la compañía y próximos lanzamientos.

Conseguir a Kylo Ren después de que pasara su oferta inicial hizo que casi siguiera su ejemplo y destrozara mi teclado en ira (es broma… casi). 

Adicionalmente, es un poco complicado de conseguir fuera del mercado japonés por la limitada cantidad de producción y porque no existen muchos distribuidores oficiales.

Eso sí, les puedo asegurar que la inversión adicional de tiempo vale mucho la pena porque en verdad se trata de figuras sumamente encantadoras con todo y su estética poco convencional, especialmente en relación a nuestra franquicia favorita.

Si son coleccionistas como yo, o simplemente disfrutan la estética del anime y manga, no puedo dejar de recomendarles que se consigan un Nendoroid, sobre todo si están en búsqueda de algo un poco más llamativo que una Funko Pop! pero sin tener que comprometerse a tener que comer sopas instantáneas hasta la siguiente quincena.

Les recomiendo bastante revisar el sitio de ventas oficial e internacional de Good Smile Company para adquirir sus Nendoroids de la manera más eficiente y directa posible, pueden encontrar el sitio dando click aquí

También es ideal que hagan una cuenta y se suscriban a su servicio de notificaciones, pero les advierto que estas figuritas son tan adictivas como los Funko Pop!

Curiosidad de la Semana: Funko Pop!

funko portada

Estoy bastante seguro de que la gran mayoría, sino es que todos los lectores de este blog tienen por lo menos una de estas populares figuras coleccionables de vinilo, y no los culpo para nada, después de todo, con la masiva y francamente ridícula cantidad de marcas afiliadas, es básicamente imposible no encontrar un Pop del que desesperadamente tengan que ser dueños.

Debo admitir que nunca he sido demasiado fan de la apariencia general de estas figuras, más que nada por las facciones tan sencillas que tienen. Sé bastante bien que la idea no es hacer una representación super acertada de los personajes en los que están basados, pero, como coleccionista de estatuas o figuras altamente detalladas, las figuras de Funko nunca han sido de mi agrado particular.

Hoy, sin embargo, llego con la noticia de que, aunque me resistía a tener uno solo de estos coleccionables, finalmente cedí a la presión social, al estigma de no ser un geek con un Funko Pop y a la fuerte posibilidad de un futuro con estantes repletos de ellos. Todo gracias a este a esta pequeña adición al espacio de trabajo:

Anakin
Con la emoción del retorno de The Clone Wars, no me pude aguantar las ganas de comprar esta figura… y la de Obi-Wan… y la de Ahsoka… y la de Yoda.

Ya sé, que raro que se trate de una figura de Star Wars: The Clone Wars ¿Quién se lo hubiera imagino?

¿Lo peor de todo? Vienen otras 3 figuras en camino y no siento ningún remordimiento al respecto.

Créanme, después de haber estado en una fila que le daba la vuelta al centro de convenciones de San Diego desde las 5 de la mañana para comprar los productos Funko exclusivos de la Comic-Con y de comprar más que unos cuantos para un buen amigo mío, aun así, nos les veía el encanto. Ni siquiera me había sentado a considerar la razón por la cual pudieran ser tan populares más allá de su accesible precio, incluso en estas regiones del mundo donde el valor de la moneda no se encuentra precisamente en su mejor posición desde hace décadas, pero ahora que soy orgulloso dueño de por lo menos 3 Pops, estoy seguro de que estaba viendo las cosas desde el punto de vista equivocado y me gustaría ofrecerles un caso de la vida real que ejemplifica perfectamente por qué los Funko Pops llegaron para quedarse:

Si tienen una edad cercana a la mía – 28 años – muy probablemente han estado por lo menos en una oficina de trabajo y muy probablemente hayan buscado la manera de personalizar su espacio asignado, sea oficina o cubículo, de manera que se note que es suyo y de nadie más.

Podrían llevar un calendario, a lo mejor una planta o incluso un poster de su película favorita. Tal vez son más atrevidos, o por lo menos más atrevidos que yo, y de plano se llevaron una estatua sumamente detallada de uno de sus personajes favoritos o incluso una figura de acción super articulada, probablemente importada porque no es el tipo de cosas que se venden localmente.

colección
Se los aseguro, soy experto en eso de figuras de acción super detalladas e importadas. Mi cartera ya me pidió el divorcio.

Honestamente, con lo especial que puede ser el concepto de las reglas no habladas de un espacio como el de una oficina, es probable que llevar un Darth Vader de 67 centímetros no sea la mejor opción para dar de que hablar justo después de que te dieron tu carnet de acceso.

Es justamente ahí donde entran los Funko Pop. Pequeños, accesibles, con suficiente detalle como para que la marca siga siendo reconocible, además de la propiedad intelectual del personaje al que interpreta la figura. Desde esa perspectiva, la existencia de los Pops es básicamente una genialidad.

Como dije, no le llegan en detalle a los productos que ofrecen en Hot Toys o en Sideshow Collectibles, pero tampoco es la intención y más allá de hacer un excelente adorno, también son lo suficientemente populares y diverso como para encontrar algo que muchas otras marcas jamás considerarían.

Gracias a Funko, es posible ser dueño de la versión prototipo de Boba Fett sin la necesidad de andar cazando uno de los pocos que hizo Kenner en 1979, y que probablemente les termine costando uno 86,000 dólares. O a lo mejor están en busca de algo más reciente, como una figura de Enfys Nest, la misteriosa antagonista que enfrentan Han Y Beckett a lo largo de sus intentos por conseguir coaxium en Han Solo: Una Historia de Star Wars.

boba
Así se ven 1.6 millones de pesos.

Pero bueno, estoy seguro de que mucha de esta información no es novedad para ustedes. La verdad solo quería compartirles que ya soy un entusiasta más de los Funko Pops y aunque solo el futuro y la cartera decidirán si el conteo personal de Pops se mantiene en 4 o aumenta exponencialmente, de verdad puedo apreciar el curioso encanto de estas pequeñas figuras y estoy seguro que eso hará que muy probablemente me termine formando en otra fila desde la cinco de la mañana durante la siguiente San Diego Comic-Con.

Curiosidad de la Semana: Disney Infinity

Ifinityportada

Star Wars es una de esas propiedades intelectuales con las cuales se puede vender virtualmente lo que sea. Más allá de películas, series y juguetes, podemos encontrar huella de la marca en artículos mucho más cotidianos como productos de belleza, alimentos e incluso bolsas Ziploc®, las cuales he estado tentado a comprar más de una vez para agregar a mi colección personal. Si se trata de esfuerzos exitosos de mercadotecnia o no, es algo que realmente se debe definir caso por caso, pero algo que es sumamente importante entender es que, sin importar lo profundo que sea un análisis de mercado o que tan grande sea la marca, no existe tal cosa como un producto perfecto y, por más lógico que suene el modelo de negocios, por más positivas que parezcan las ventas, existe la posibilidad de que un producto que ya consumimos deje de ser producido y apoyado el día de mañana.

Ese es justamente el caso de Disney Infinity, una serie de videojuegos y figuras estáticas que juntaba a todas las grandes franquicias de Disney, como las películas de Pixar, Marvel y Star Wars, en una sola plataforma física y digital con el propósito de ofrecerle al consumidor una “caja de arena” repleta de personajes y sitios famosos para jugar.

infinity
Disney Infinity 3.0, con tres figuras, la base de interacción y una copia del juego.

Disney Infinity funcionaba de la siguiente manera: Se compraba el juego para cualquiera de las plataformas disponibles – Xbox, Playstation, PC por medio de Steam, productos de Apple como el iPad, iPhone y Apple TV, dispositivos Android, etc. – y, aparte, figuras de todas las diferentes propiedades intelectuales de Disney para liberar, tanto a personajes, como diversos aspectos relacionados a los mismos dentro del juego.

Personalmente, nunca he jugado ninguna versión de Disney Infinity. Incluso ahora que tengo todas las versiones en Steam, no he considerado siquiera instalarlas y, aunque podría echarle la culpa a tener un catálogo que me resultan mucho más interesantes o simplemente a la falta de tiempo, la realidad es que no se trata de videojuegos que me llamen demasiado la atención, muy probablemente porque están dirigido a una audiencia mucho más joven que yo.

Lo que sí, es que yo estaba intrigado por las figuras, después de todo, el diseño es único y el precio por cada uno era efectivamente muy accesible, por lo que, cuando anunciaron que la versión 3.0 de Disney Infinity llegaría al mercado junto con figuras de Star Wars, sabía que terminaría comprando muchas, sino es que todas las figuras en esta serie y así fue.

diseños infinity
La interpretación visual por parte de los artistas de Avalanche Software es una verdadera maravilla.

Entre los últimos meses de 2015 y la primera mitad de 2016, estuve determinado en conseguir cuanta figura saliera basada en Star Wars, de hecho, uno de mis mejores amigos estuvo buscándolas conmigo y eso hizo aún más fácil caer en el vicio de comprar “sólo una más.”

El día de hoy, después de haber comprado 15 de las 20 figuras que estuvieron disponibles, estoy seguro de que seguiría detrás de ellas, suponiendo que Disney no hubiera decidido cerrar el estudio que desarrolló el videojuego y sus secuelas, Avalanche Software, además de la producción de figuras apenas un año después de haber anunciado esta versión de Disney Infinity.

Aparentemente, a pesar del éxito de la primera versión y decentes ventas de 2.0, la última iteración de Infinity llegó en un momento donde el modelo de negocios y los intereses de los consumidores estaba cambiando.

El reciente enfoque en dispositivos móviles por gran parte de la industria y el gasto continuo en almacenamiento para las figuras que se quedaban en el inventario, hizo que Disney se quedara un poco corto en cuanto a las proyecciones de ingreso de ese periodo fiscal, lo que causó una baja en el valor de las acciones de la compañía. Esto provocó un cambio cambio radical para la compañía, donde, en vez de producir y publicar productos para plataformas digitales de manera interna, ahora se venden y distribuyen licencias para que estudios externos se encarguen de asumir los riesgos de desarrollo y producción.

Citando al CEO de Disney, durante la conferencia que se dio poco después del anuncio sobre la clausura de Disney Interactive Studios y su subsidiaria, Avalanche Software:

“La verdad de las cosas es que el riesgo que mencionamos cuando iniciamos esto, finalmente nos alcanzó.”

-Bob Iger, CEO de la Compañía Walt Disney, 2016.

Como dije al inicio, por más grande que sea una marca, o que tan bien desarrollado sea un producto, realmente no hay manera de asegurar su futuro a largo plazo y, en este caso, es verdaderamente lamentable que algo con tanto potencial que se disfrutaba por tantos consumidores tuviera que llegar a su fin.

cars3
Avalanche Software fue adquirido y reabierto por Warner Bros. Su producto más reciente es “Cars 3: Driven to Win”

Acorde a entrevistas con supuestos ex-desarrolladores de Infinity, había grandes planes para la producción de figuras de personajes de Rogue One, e incluso se encontraba en producción una línea de figuras mucho más grandes, detalladas y que incluso se iluminaban.

No me consta que estos rumores sean ciertos, pero lo que sí sé es que me encantaría tener una figura de 30 centímetros de Ashoka Tano, con sables iluminados y en el estilo de Disney Infinity, por no mencionar una figura más tradicional de Chirrut Îmwe, simplemente porque el mundo necesita más Donnie Yen.

Recuerden, soy la misma persona que está considerando comprar bolsas de plástico desechables por tener encima un logo o un personaje de mi franquicia favorita, así que no deben tomar mis hábitos de consumo como ejemplo a seguir, pero, sinceramente, puedo decir que estas pequeñas figuras son dignas de cualquier colección, incluso más ahora que se pueden encontrar con fuertes descuentos en variedad de tiendas físicas y en línea.

ziploc
Tenía que agregar una bolsa Ziploc® de Star Wars y lo saben.