Archivo de la etiqueta: Galaxy of Adventures

Star Wars Está Evolucionando

Lucasfilm liberó esta semana el tráiler de Star Wars: Galaxy of Adventures, una nueva serie de cortos animados que estará disponible en YouTube a partir del 30 de noviembre.

En lo personal, quedé cautivado por el estilo de la animación, el rango de expresión de los personajes y, sobre todo, la cantidad de acción. 

La intención de estos nuevos cortos es ofrecer los momentos más icónicos de toda la saga a generaciones más jóvenes por medio de contenido mucho más degustable, breve y visualmente atractivo. De verdad creo que se ve fantástico y me emociona saber que está a tan solo un par de días de su estreno.

Ahora bien, con esa primera impresión de lado, hay una pregunta que me viene a la cabeza, específicamente como uno de esos fans super dedicados que ha visto las películas un sinnúmero de veces:

¿Por qué hacer esta serie animada cuando existen las películas en sí?

Es natural dudar sobre la importancia de tomar contenido y transformarlo o adaptarlo en nombre del progreso multimediático, especialmente cuando hablamos de Star Wars.

No es por nada que George Lucas es criticado incluso hoy en día por cambiar la Trilogía Original con el paso de los años. 

Y, en sí, todo se reduce a darle su espacio e importancia al consumidor número uno de la franquicia: los fans más jóvenes.

Esto no debería ser una sorpresa para ustedes, más que nada porque la gran mayoría de los fans siente cariño por Star Wars gracias a que crecieron viendo las películas y es la razón por la cual sentimos ese apego casi irracional por las historias de Anakin, Obi-Wan, Luke, Leia y Han.

Pero esas historias se cuentan en un formato que está dejando de tener el impacto necesario para mantener la relevancia que buscan Lucasfilm y Disney, al igual que la capacidad por innovar y experimentar. Tampoco es una cuestión de que ya no estemos viendo televisión o comprando boletos de cine, más bien, es el hecho de que el consumo de entretenimiento ha cambiado sustancialmente para toda audiencia y estas compañías lo saben.

Por eso mismo estamos viendo mayor énfasis en contar todas las historias de la Galaxia Muy Muy Lejana en nuevos formatos, y la evidencia lo demuestra.

Me refiero, por supuesto, a que actualmente hay dos series live-action en producción con The Mandalorian y la serie sin nombre con Cassian Andor como protagonista, las cuales se unirán a los rangos de otras series para consumo directo que ya están disponibles o apunto de regresar, como Star Wars: Resistance, The Clone Wars y Star Wars: Forces of Destiny, por no mencionar la recién anunciada Galaxy of Adventures.

Como pueden darse cuenta, este contenido en formato serial y de consumo directo está cobrando un nivel de importancia similar al de las películas o incluso mayor.

Estoy seguro de que tiene mucho que ver con las virtudes de contar historias contenidas en 48 minutos o menos, semana con semana, virtudes que los largometrajes de dos horas y media no pueden ofrecer por su estilo de producción, pero eso no es todo, ya que estoy aún más seguro de que esto también se hace con la intención de generar un cambio fundamental en la manera en que percibimos a Star Wars, es decir, como una franquicia donde las películas son todo lo que importa mientras que el resto del contenido es meramente secundario o incluso irrelevante.

No tienen idea de cuantas veces he escuchado que una justificación canónica no es válida si no está presente en las películas.

Utilizando como ejemplo a las películas de Marvel al día de hoy, es considerado normal que salgan hasta tres películas por año relacionadas a su universo cinemático, cosa que muchos fans celebramos porque nos mantiene en un estado constante de emoción y expectativa, el cual toca su punto máximo cuando llegamos a ver Avengers, Civil War e Infinity War, los grandes eventos de su saga.

A mi manera de ver las cosas, esto está permitido porque culturalmente estamos casados con la noción de que el Universo Cinemático de Marvel es básicamente una serie de altísimo presupuesto donde lo más importante es el final de temporada, mientras que el resto de los “capítulos” pueden ser de variable relación hasta cierto punto.

 “Ant-Man and the Wasp” puede ser divertida y hasta tener poco que ver con el arco narrativo de las Gemas del Infinito, siempre y cuando no afecte de manera negativa a “Avengers 4”.

Por otro lado, la franquicia de Star Wars tiene la enorme presión de tener que cumplir con las expectativas de una película como Infinity War en cada una de sus entregas y, bajo cualquier lógica, es simplemente imposible llegar a ese nivel de expectativa año con año.

Mientras que Marvel puede darse el lujo de tener leves tropiezos, como Iron-Man 2, o experimentar con conceptos un poco fuera de lo normal con relativa seguridad, como en el caso de Thor: Ragnarok y Doctor Strange, Lucasfilm no es capaz de experimentar verdaderamente con las películas sin arriesgarse a incurrir el enojo de fans que tienen ciertas expectativas sobre como debe ser exactamente una nueva entrega para su saga favorita.

“Solo”, a pesar de contar una historia independiente de la Guerra Civil Galáctica, no puede evitar mostrar pequeños momentos que relacionan a los personajes con eventos u otros personajes de la Saga Skywalker.

En pocas palabras, se trata de una situación que no se puede ganar y, como estos fans no van a cambiar, entonces Lucasfilm debe hacerlo.

Precisamente por eso estamos viendo este cambio de enfoque y tanta dedicación a la creación de diversos shows que estén a la altura de las películas o incluso por arriba. Es el método perfecto con el que Lucasfilm puede arriesgarse a nivel creativo, pero sin limitar la producción de contenido que se considere actualmente relevante.

Adicionalmente, estoy bastante seguro de que es la mejor forma de generar el cambio de percepción que tanto necesita la marca en el sentido de que, suponiendo que todo salga acorde al plan, veremos a fans de todas las edades hablando de Star Wars como si se tratara de Game of Thrones o Breaking Bad, además de como la franquicia cinemática que es desde su concepción.

Nada me gustaría más que ver un capítulo de “Star Wars” como el de la mosca en “Breaking Bad”. Introspectivo, íntimo y dedicado exclusivamente a explorar la mente de uno o dos personajes.

Finalmente, creo que será de esta manera en que nuestra franquicia favorita intentará llegar a un nuevo nivel de presencia cultural, pasando de lado el envidiable concepto del universo cinemático para convertirse en un universo propiamente multimediático, donde pequeños cortos animados, series de alto presupuesto y películas con gran expectativa se encuentran al mismo nivel de relevancia mientras que permiten mayor accesibilidad para los fans, sin importar su edad o amor por saga.