Archivo de la etiqueta: Lucasfilm

Han Solo: Un Sueño Familiar

Portada Solo

Con el próximo estreno de la versión digital y física de Han Solo: Una Historia de Star Wars, creo que es bastante apropiado que exploremos la mismísima existencia de esta película de antología y su importancia para la franquicia.

No sería una exageración decir que la gran mayoría de los fans, incluyéndome, se preguntaban cuál era el punto de hacer una película sobre un personaje tan bien establecido como Han Solo, especialmente sin Harrison Ford interpretando al epónimo personaje y hay un buen argumento por hacer sobre la importancia de dejar ciertas cosas a la imaginación.

¿Es realmente necesario saber cómo es que Han conoció a Chewie?

¿Es imperativo que veamos exactamente cómo es que Han le ganó el Millennium Falcon a Lando?

¿Es el Corredor de Kessel tan trascendental como para dedicarle un tercio entero de experiencia cinematográfica?

Son preguntas que genuinamente debe responder cada espectador y definitivamente no es mi lugar decirles si están “bien” o “mal”, pero lo que si les puedo ofrecer es la razón por la cual, al final del día, Disney y Lucasfilm decidieron responder estas preguntas.

Después del rotundo éxito de Rogue One en taquilla y la tremenda aceptación por fans de antaño, no sería extraño estar de acuerdo con los ejecutivos de Disney cuando decidieron que el modelo de ofrecer una película perteneciente a la saga de los Skywalker y una película de antología intercaladas año con año era una excelente idea. De esa forma podían generar suficiente contenido constantemente como para mantener relevante a la franquicia, casi como en el caso de las películas de Marvel, que hoy en día se producen con la intención de que salgan dos de ellas cada año.

Aun así, es difícil concebir por qué Disney optó por dale luz verde a una película sobre los orígenes del joven corelliano con actitud de contrabandista y corazón de oro que los fans más grandes ya amamos y los más pequeños apenas conocen.

En realidad, esa decisión se la debemos a Lawrence Kasdan.

Kasdan, por si no lo conocen, es el escritor responsable del guion de El Imperio Contraataca, El Retorno del Jedi y El Despertar de la Fuerza, además de otros grandes filmes como Indiana Jones y los Cazadores del Arca Perdida, así que se podrán imaginar el peso que tienen sus contribuciones al éxito de Star Wars.

Lawrence 1
J. J. Abrams y Lawrence Kasdan en el set de “El Despertar de la Fuerza”, de David James, 2015.

Aparentemente, Lawrence recibió una llamada en 2012 de parte de Kathleen Kennedy, la actual presidenta de Lucasfilm, con quien ya tenía más de 40 años de amistad, y le pidió de favor si se podía reunir con ella y George Lucas para discutir nuevos planes. Al reunirse, George y Kathleen le comentaron que tenían toda la intención de crear más películas de Star Wars para revitalizar la franquicia, a lo cual Lawrence respondió con poca emoción porque, en sus palabras, ya había aportado suficiente a la Galaxia Muy Muy Lejana y prefería trabajar en otros proyectos.

Fue entonces que Kennedy le comentó acerca de la intención de dedicar una película a Han Solo, lo que inmediatamente llamó la atención de Kasdan, que estaba enamorado del personaje desde su primera aparición en Una Nueva Esperanza.

El prospecto de hacer una película tipo western acerca de Han era demasiado llamativo, demasiado interesante, así que Kasdan, Kennedy y Lucas decidieron que el venerable escritor se encargaría de escribir la película de Han, pero también tendría que trabajar como consultor para Episodio VII.

Desafortunadamente, Por cuestiones de tiempo y  por complicaciones con el primer escritor de El Despertar de la Fuerza, Michael Arndt, Lawrence tuvo que dedicarle mucho más tiempo de lo que esperaba al guion de la primera parte de la nueva trilogía, por lo que terminó un poco harto de Star Wars, después de todo, se trataba del tercer guion que hacía para la saga.

“…En ese punto, yo ya no quería trabajar en Han Solo, para ser franco. Acababa de terminar de escribir una tercera película de Star Wars. Ahora me estaban diciendo que debería escribir una cuarta. Verdaderamente pensaba que ya se me había terminado toda mi bienvenida y entusiasmo…”

-Lawrence Kasdan, 24 de abril de 2018.

Por poco y se descarrila la propia noción de hacer una película sobre Han Solo desde antes de que siquiera existiera una semblanza de su guion, pero gracias al hijo de Lawrence, Jonathan Kasdan, también un reconocido escritor, la flama y la pasión por el proyecto se mantuvo, ya que, al haber crecido en una casa donde se celebraba Star Wars y, sobre todo, a Han, no había forma de que dejara que su padre dejara de lado la oportunidad de hacer realidad este film y su sueño.

Los ánimos de Lawrence estaban de vuelta y le dijo Kennedy que, si Solo iba a ocurrir, sería solamente con la colaboración de Jon, a lo cual ella felizmente accedió. Fue así como ambos Kasdan se dedicaron a la tarea de hacer el guion para el film mientras trabajaban en Episodio VII.

jj law jon
De hecho, la pasión de Jonathan por Han y Star Wars es tan considerable que su opinión ayudó a darle forma y detalle a la icónica escena en El Despertar de la Fuerza donde Kylo Ren mata a su padre, con la bendición de su director, J. J. Abrams, claro está. Fotografía cortesía de LUCASFILM®

Personalmente, considero que esa es la parte más importante de la existencia de esta película. Más allá de toda su mitología, de todos los pequeños cameos y detalles extraídos de más de treinta años de libros y cómics del previo universo expandido y lo diferente que es de una película “tradicional” de Star Wars, Solo es el producto de colaboración entre un padre y su hijo, que, más allá de su pasión por una franquicia o un personaje, realmente se encontraban trabajando en su proyecto de ensueño.

Les pregunto yo ¿No es esa la esencia de Star Wars?

En fin, independientemente de que tan buena sea o su impacto en la narrativa de la historia de los Skywalker, es mi opinión que Han Solo: Una Historia de Star Wars es una película que no existiría bajo la producción de una compañía convencional. Es un temerario intento por ofrecernos un producto que, aunque muchos aún definen como “algo que nadie pidió”, también es testamento del compromiso de Disney y Lucasfilm por intentar cosas diferentes y sin ataduras a la saga original.

Lawrence y Jon
Lawrence y Jon Kasdan en el set de “Silverado”, 1984. Fotografía cortesía de LUCASFILM®

Han Solo: Una Historia de Star Wars estará disponible de forma digital el 19 de septiembre y en formato físico (DVD, Blu-Ray, Blu-Ray 3D y Blu-Ray 4k) el día 28 del mismo mes. Pueden pre-ordenar su copia dando click aquí.

También les recomiendo esta excelente entrevista que Dan Brooks le hizo a Lawrence y James. Realmente profundiza en la travesía que ha sido la experiencia de hacer Solo una realidad.

Ciencia, Física y Star Wars

science

¿Por qué hay sonido en el espacio?

¿Por qué los sables láser pueden chocar entre ellos?

Si existe la inteligencia artificial, ¿Por qué siguen usando seres vivos para pilotar las naves?

Estoy bastante seguro de que han escuchado alguna variante de estas preguntas a la hora de discutir el universo creado por George Lucas, pero, antes de profundizar en el tema, donde les aseguro que no voy a aburrirlos con explicaciones sumamente científicas o especulando sin base alguna, déjenme darles la respuesta corta, clara y sencilla:

Porque Star Wars pertenece al género de Ciencia Fantástica y no al de Ciencia Ficción.

Esa es, de manera literal, la única explicación que necesitan para dejar por la paz los debates al respecto.

Vamos ahora con la explicación larga.

Es muy probable que nunca recibamos una respuesta 100% concreta en cuanto a cómo funciona la física en la Galaxia Muy Muy Lejana, donde parece que todos los planetas cuentan con el mismo campo gravitacional, un láser viaja a una velocidad inferior a la de una bala en el mundo real y la capa de Darth Vader se mueve dramáticamente aun cuando está expuesto al vacío del espacio, pero, lo que si les puedo decir es que varios miembros del grupo de historias de Lucasfilm – Lucasfilm Story Group de ahora en adelante – han ofrecido sus opiniones personales al respecto.

El caso más prominente es el de Pablo Hidalgo y su interpretación sobre por qué hay sonido en el espacio. Acorde a varios tweets que escribió hace unos años y que ya no están disponibles, por lo que tendrán que confiar en mis palabras, se pueden escuchar sonidos en el vacío del espacio porque éste cuenta con una naturaleza etérea, lo que significa que hay especie de substancia invisible y virtualmente indetectable que permite que se escuchen sonidos como los que producen las explosiones de las cargas sísmicas del Slave I o cosas más convencionales como los blasters del Millennium Falcon.

seismic bomb
Una bomba sísmica del Slave I explotando en el anillo de asteroides de Geonosis.

Claro que esto no es una explicación que podamos considerar canónica, y es necesario hacer énfasis en eso. Aunque sea algo que dijo o, mejor dicho, que escribió una de las personas más prominentes del Lucasfilm Story Group, realmente no hay una sola fuente canónica que se pueda citar donde podamos garantizar la realidad de esta explicación, por lo que es meramente una opinión relevante.

Aun así, aunque se tratara de algo plenamente establecido, la naturaleza etérea de la galaxia no es suficiente para explicar muchas otras cuestiones que causan disonancia entre la realidad y la ficción, como el caso del tiempo, que no fluctúa entre diferentes sistemas solares o la masiva coincidencia sobre como es que la gran mayoría de los planetas mantienen, por lo visto, un ciclo de rotación similar al de la tierra.

La verdad de las cosas, y tal como lo dice Pablo en uno de los videos de Rebel Recon, es que el universo de Star Wars nunca se ha preocupado demasiado por ser científicamente preciso.

Pablo y Andy
Pablo Hidalgo del “Lucasfilm Story Group” y Andy Gutierrez, la presentadora de “Rebels Recon”.

Esencialmente, las historias de las películas y demás formatos narrativos se enfocan mucho más en el aspecto visual y menos en que tan acertadas son con la realidad, cosa que ha sido cierto desde Una Nueva Esperanza, donde las batallas entre cazas TIE y X-Wings tienen mucho más en común con el combate aéreo de películas sobre la Segunda Guerra Mundial que con el combate entre naves de Star Trek, justamente como lo tenía planeado George Lucas desde que conceptualizó los enfrentamientos en el espacio que él deseaba mostrar en la pantalla grande.

Esta filosofía de estética y espectáculo sobre precisión científica se mantiene por Lucasfilm el día de hoy. De hecho, hace unos meses tuve una breve conversación en Twitter con Matt Martin, otro miembro del Lucasfilm Story Group, donde le pregunté cómo es que la nave de Snoke y el resto de la flotilla de la Primera Orden eran incapaces de alcanzar a las naves de la Resistencia en Los Últimos Jedi. La respuesta era sencillamente que la idea era hacer algo inspirado en un viejo combate naval, donde las naves más grandes eran más pesadas y por lo tanto más lentas, mientras que las naves más pequeñas eran más ágiles y veloces, una tradición que se ha mantenido desde la persecución entre naves al inicio de Episodio IV.

tweet
Mi interacción con Matt Martin del Lucasfilm Story Group, 19 de Diciembre de 2017.

Incluso suponiendo que sean como yo y hayan pasado una cantidad considerable de tiempo armando teorías con amigos para explicar cada uno de estos fenómenos dentro de la narrativa, aun así tendrían que lidiar con muchas otras inconsistencias clásicas, como que el interior del Millennium Falcon sea mucho más grande que su exterior, por lo que es importante entender que, más allá de una filosofía de trabajo o la importancia de mantener una semblanza de coherencia, también existen límites sobre lo que se puede hacer bajo presupuesto.

blueprints
Comparación entre el interior y exterior del Millennium Falcon del set de “El Imperio Contraataca”, por Stinson Lenz de DEEPLOYOBSESSED.blogspot.com

Esto significa que los espectadores deberían abandonar cualquier intento por encontrar un nivel de consistencia en la saga con el que fundamentalmente nunca ha contado, ni siquiera cuando George Lucas estaba detrás de la cámara.

Lo que verdaderamente importa y hace mágico a este universo de magos samurai en el espacio es que sus historias conectan con nosotros mientras que son visualmente únicas. Más importante aún, a pesar de todas sus inconsistencias, las cuales en mi opinión le dan un grado bienvenido de frivolidad, Star Wars genuinamente ha inspirado a cientos de personas a trabajar en campos relacionas con la ciencia y la física, simplemente porque vieron a Leia disparar con blaster o a Luke pelear con su sable láser, sin importar que tan inverosímil sea.