Archivo de la etiqueta: Spin-off

La Chatarra con más Actitud en la Galaxia

wallpaper.jpg
Un diseño original que hice para complementar este artículo.

La nave que pasó el corredor de Kessel en menos de 12 parsecs.

El famoso carguero ligero corelliano del contrabandista Han Solo y su compañero Chewbacca.

Hay tanto que decir acerca del Millennium Falcon que nos podríamos quedar aquí todo el día hablando al respecto, por no mencionar las grandes hazañas logradas desde su cabina de control, sin embargo, el día de hoy me gustaría enfocarme en la versión que aparece en Han Solo: Una Historia de Star Wars, pues no me había emocionado tanto por la aparición de esta nave desde que la vi por primera vez en 1997, cuando tenía 6 años y Han se encontraba al lado de Leia, Chewbacca y C-3PO, escapando de cazas TIE en un campo de asteroides.

cockpit
La tripulación del Millennium Falcon durante los eventos de El Imperio Contraataca.

Algo que deben saber es que mi primera experiencia con las películas de Star Wars fue viendo Episodio V, cuando salió de nuevo en cines para promocionar las ediciones especiales. Eso quiere decir que, cuando vi por primera vez al Millennium Falcon, no tenía ni idea de lo importante que había sido en Una Nueva Esperanza. Eso sí, después de haber visto la trilogía completa y consumido todo lo que pude sobre Star Wars en otros medios, estaba fascinado con esta chatarra que siempre logró destacar a la hora de pelear por la Alianza Rebelde.

Ahora bien, retomando el punto original de este artículo, hablemos del Millennium Falcon cuando aún pertenecía legítimamente al carismático contrabandista y legendario jugador, Lando Calrissian.

falcon1
El Millennium Falcon de Lando Calrissian y L3-37.

Empezando por lo más básico, el Falcon que vemos en Solo se ve mucho más estilizado y hasta parece un modelo completamente diferente, cosa que no debe ser fácil lograr cuando consideramos que este particular carguero ligero lleva más de unas cuantas décadas en servicio, incluso para cuando es adquirido por Lando. El hecho de que se vea tan diferente es definitivamente producto de la vanidad de Calrissian y, francamente, no es algo que me moleste en lo más mínimo, ya que quedé intrigado por todos los cambios estéticos de la nave que ha estado en mi corazón desde hace más de 20 años.

Es importante recalcar que no es solamente el estilo y la novedad, sino el hecho de que el Falcon de Lando tiene mucho más en común con el arte de Ralph McQuarrie que incluso su versión original de 1977.

falcon2
La última versión del Millennium Falcon diseñada por Ralph McQuarrie.

Es uno de esos pequeños detalles que hablan de la reverencia por las raíces conceptuales que ayudaron a que existiera Star Wars, después de todo, fue el arte de McQuarrie lo que le permitió a George Lucas convencer a los ejecutivos de Fox para apostar a favor de su descabellado proyecto.

Irónicamente, a pesar de que la apariencia del Falcon en Solo es lo más cercano que existe al arte de McQuarrie, opino que realmente carece de ese je ne sais quoi que la nave tiene en el arte conceptual y en la trilogía original, durante gran parte del film, y no es hasta que la conciencia de L3-37 es integrada con la computadora central del Falcon, que genuinamente hizo *click* conmigo la verdadera razón por la cual Han y Lando están tan encariñados con esta nave.

l3
L3-37 y Lando Calrissian abordo del Millennium Falcon.

Ya no se trata de su apariencia, o de cuantas modificaciones se le hayan hecho, sino de cuanta historia hay entre sus pasillos y compartimientos, además de la personalidad y sistema de navegación integrado de L3, que le aporta identidad al antiguo carguero, incluso al punto de superar la obra de McQuarrie y agregar a la de Lucas.

De hecho, no sé si lo recuerdan, pero uno de los momentos más curiosos de El Imperio Contraataca es cuando C-3P0 le menciona a Han que no sabe donde es que la nave aprendió a comunicarse, pero que, aparentemente, cuenta con un dialecto bastante peculiar. Esto es claramente producto de la conciencia de L3, lo cual es evidencia de la dimensión adicional que recibe el Falcon en el contexto narrativo de toda la saga, gracias a Solo.

Más allá de ver al Falcon siendo inyectado con coaxium sin refinar para escapar a velocidades incalculables del Torbellino de Akadesse, o adoptando una apariencia mucho más reconocible cuando Han separa la cápsula de escape para distraer al gigantesco Summa-Verminoth, es ver el sacrificio de L3 y la decisión de Lando por integrarla a la nave, que realmente resuena conmigo y engrandece a esta nave como personaje y no como objeto.

summa-verminoth
Arte conceptual del Falcon escapando del Summa-Verminoth, de James Clyne.

Es considerar que L3 está al lado de Han y Chewie cuando llegan, en el último segundo, a la Batalla de Yavin y evitan que Darth Vader acabe con Luke.

Es saber que está de regreso con Lando cuando él se adentra en la Estrella de la Muerte II para destruir el reactor de la estación espacial durante la Batalla de Endor.

También es darnos cuenta de que está con Rey y Chewbacca cuando llegan a pelear contra la Primera Orden en Crait.

En fin, espero que ustedes, al igual que yo, consideren las interesantes implicaciones de saber que hay una conciencia y mucha personalidad dentro de la chatarra que ha sido usada en casi todo valiente esfuerzo por mantener el orden en el Universo. Ya existía una noción de estos aspectos en la trilogía original, claro, pero no fue hasta que vimos los eventos de Han Solo: Una Historia de Star Wars, que quedaron establecidos como una realidad en vez de seguir como mera especulación.

Han Solo: Una Historia de Star Wars estará disponible de forma digital el 19 de septiembre y en formato físico (DVD, Blu-Ray, Blu-Ray 3D y Blu-Ray 4k) el día 28 del mismo mes. Pueden pre-ordenar su copia dando click aquí.