Archivo de la etiqueta: Star Wars Legends

La Fuerza y el concepto del “Power-Up”

Como ya lo he mencionado previamente, es muy probable que hayan sido expuestos desde pequeños a Dragon Ball Z, Los Caballeros del Zodiaco y Sailor Moon, especialmente si son millennials que crecieron en Latinoamérica y, como seguro lo sabrán, estas series manejan una temática en común: el incremento exponencial de habilidad y poder.

Ninguna de ellas serían lo mismo sin protagonistas cuyo cabello cambia de color, armaduras que se hacen cada vez más vistosas y cristales cuyas habilidades trascienden la lógica o la consistencia interna de sus propias historias.

Si algo aprendí de niño es que nada dice máximo poder como una armadura dorada, alas, arco y flecha.

Este concepto del power-up está tan presente y lo hemos internalizado tanto que, sin querer, lo buscamos en otras historias que a lo mejor no van por el mismo camino.

Siento que eso ha pasado precisamente con Star Wars y el concepto de la Fuerza, sobre todo entre fans que se emocionan con la idea de medir las habilidades místicas entre los caballeros y maestros de las órdenes Sith y Jedi.

La llegada de grandes cantidades de juegos con un fuerte componente numérico para definir las habilidades de los personajes tampoco han ayudado mucho con esta idea.

Esto lo digo por experiencia, ya que alguna vez estuve acostumbrado a aplicar esta noción a básicamente toda franquicia que encontraba en mi camino, justamente porque en todas está presente la idea del “poder”. Sea para conquistar situaciones o adversarios, se trata de un tema recurrente y reconocible, sin embargo, no siempre se hace presente en la forma de un aura colorido o el cambio de rasgos físicos.

Lo que quiero decir es que aplicar la noción del power-up como aparece en cómics y manga es una labor en vano en muchos casos populares, y sin duda puedo decir que la misma idea aplica a Star Wars.

Para elaborar al respecto, me gustaría referirme a una de las escenas más icónicas de toda la saga:

El duelo final entre Luke Skywalker y Darth Vader a bordo de la Estrella de la Muerte II en El Retorno del Jedi.

He visto ya en varias ocasiones que muchos fans se refieren a ese duelo como la prueba final de Luke para convertirse en un Caballero Jedi en el sentido de que él encuentra en sí mismo el poder para vencer a Vader y para mostrar compasión por quien alguna vez fue su padre.

Esencialmente, es ahí donde podemos ver a un Luke que trascendió sus limitaciones para convertirse en el Jedi más poderoso de todos los tiempos y eso, en mi opinión, no podría estar más alejado de la verdad.

Lo que sucede en ese duelo es algo fundamentalmente diferente, ya que, desde un inicio, podemos encontrar a Luke evitando el combate muy a pesar de las burlas del Emperador y la implacabilidad de Vader.

El joven Skywalker sabe que el duelo en sí implica corrupción y va en contra de las enseñanzas de Yoda, quien alguna vez le mencionó que un Jedi nunca utiliza sus habilidades para el ataque, sino para la defensa. El Emperador entiende esto a la perfección y por eso le insiste continuamente para que tome su sable y lo ataque con ira, cosa que Luke termina haciendo cuando la batalla entre la Alianza Rebelde y el Imperio sobre Endor se hace más desesperada.

Cuando nuestro héroe encuentra un momento para respirar, Vader descubre que Leia cuenta con un gran potencial en la Fuerza por ser hermana de Luke y lo amedrenta con la promesa de convertirla al Lado Oscuro si él no lo hace.

En ese momento, Luke se deja llevar por el enojo y miedo que le causaron las palabras de Vader, a quien comienza a atacar de manera agresiva y brutal.

Chequen el video completo para ver el duelo, pero solo quiero hacer notar que incluso el score de John Williams hace alusión a la inevitable caída de Luke al Lado Oscuro ahora que se dejó llevar por sus emociones negativas, tal y como lo predijo el Emperador.

Justo cuando está por dar el golpe final a un enemigo indefenso, Luke recobra la conciencia y se detiene por darse cuenta de su gran error. No es solamente una cuestión de compasión por su padre, es el hecho de que estaba por sucumbir al Lado Oscuro por completo, es decir, se trata de un momento de debilidad y no de poder.

Fue precisamente la interpretación de escena y muchas conversaciones al respecto que me llevaron a considerar este tema que, en retrospectiva, se ha mantenido en boca de muchos fans en cuanto a quién es verdaderamente Luke Skywalker y que implica ser el Jedi más poderoso en la historia, en particular cuando estamos tentados a medir el potencial de los personajes por medios de las habilidades especiales que confiere la Fuerza a quienes son afines a sus misterios.

Indudablemente se trata de una de las partes más interesantes de toda la saga y gran cantidad de historias del previo Universo Expandido se desarrolló bajo esta noción del power-up por medio de la Fuerza para lograr hazañas legendarias, pero considero que se trata de un rechazo a las lecciones fundamentales de la saga en primer lugar.

Se dice que el poder absoluto corrompe absolutamente y el uso de la Fuerza no está exento de esta idea. Si bien la telekinesis, la premonición y la manipulación son herramientas útiles, el verdadero valor de un Jedi yace en el reconocimiento de un conflicto y su subsecuente rechazo.

En ese sentido, creo que nada es más poderoso que ver a Luke Skywalker revivir su leyenda en una batalla a muerte sin siquiera estar presente.

Y el máximo poder de la Fuerza, por lo menos por parte del Lado Luminoso, se encuentra en brindarle seguridad, esperanza y compasión a quienes más lo necesitan, después de todo, solo así se puede ganar la guerra. No peleando contra lo que odiamos, sino salvando lo que amamos.

Tal y como lo hizo Luke en aquella fatídica batalla sobre Endor.

“Star Wars: Knights of the Old Republic” y La Obsesión con Revan

Antes de que terminara el año, durante una de las tantas fiestas que se dan con la excusa de beber y comer en buena compañía, me encontré a mi mismo platicando con un buen amigo sobre los diversos videojuegos que se desarrollaron con la licencia de nuestra franquicia favorita.

Hablamos de The Force Unleashed, Star Wars Galaxies, la serie Tie Fighter y, por supuesto, de Knights of the Old Republic.

Estoy seguro de que muchos de los fans estarán de acuerdo conmigo con que este maravilloso juego creado por BioWare y publicado por LucasArts da bastante de qué hablar, especialmente cuando tocamos el tema del personaje favorito de muchos hasta la fecha: Revan.

Arte promocional del Caballero Jedi Revan, de Capital Games para el juego “Star Wars: Galaxy of Heroes”.

Para los que no están familiarizados con el videojuego, lo que deben saber es que salió a la venta originalmente en 2003 y su narrativa se desarrolla en el universo de Star Wars, pero 4000 años antes de la formación del Imperio Galáctico, donde el jugador es situado en medio de un conflicto intergaláctico entre la orden Jedi de la antigua República y una armada de Sith liderado por Darth Malak, el último aprendiz del Señor Oscuro Revan.

Ahora, si no tienen la intención de jugar este juego, entonces no se preocupen, pueden seguir leyendo este artículo sin problema, pero, para todos aquellos que aún lo tengan en su lista de pendientes, por favor dense el tiempo para terminar esta joya de inicios de los 2000s porque lo que sigue son puros spoilers, incluyendo la revelación más grande de Knights of the Old Republic.

No pueden decir que no se los advertí.

Ahora bien, la cuestión aquí es que, conforme avanzamos la historia del juego y nos vamos encariñando de los personajes que luchan al lado de nuestra propia creación, se da la revelación de que nuestra avatar es en realidad el susodicho maestro del enemigo principal, el poderoso Darth Revan, solo que ha perdido la memoria y el bando de los “chicos buenos” decidieron aprovecharse de la situación para encontrar la manera de detener a Malak.

Super buena gente, esos Jedi. No es como que se aprovechen de muchas personas con habilidades convenientes para sacar ventaja en un conflicto bélico. ¿Verdad?

Esta revelación fue sumamente impactante para muchos de los fans en aquel entonces y con justa razón. Para cuando nos enteramos de la verdad, los jugadores ya habíamos pasado horas junto a personajes como Carth Onasi y Bastila Shan, nuestra misión por salvar (o conquistar) la Galaxia ya estaba definida y nuestra relación con la Galaxia Muy Muy Lejana era básicamente palpable gracias a Revan que, más que un caballero Jedi o un temible Sith, era realmente el medio de BioWare para decirnos que nuestra historia personal había cambiado el universo de Star Wars.

Sin importar que camino escogiéramos, Revan era la encarnación pixelada de nuestras decisiones y el juego no temía en decírnoslo.

Suponiendo que escogieran el final del Lado Luminoso, el maestro Jedi Vandar Okara incluso nos daba el título de Caballero Prodigio de los Jedi.

Y ese es precisamente mi punto: En los ojos del jugador, no hay personaje más “perfecto” que Revan.

Es otro de esos temas que prefiero dejar en manos de cada lector pero, en mi opinión, la cantidad de tiempo que pasamos con Revan y compañía, además de la inherente naturaleza de un videojuego por hacernos plasmar nuestras propias personalidades sobre un avatar, hacen de la comparación con otros personajes de la saga, incluyendo a los clásicos como Luke, Leia y Han, una batalla imposible de ganar.

Es también la razón por la cual crear a personajes similares a Revan o incluso hacer el intento de darle un rol principal en películas o series de televisión sería un esfuerzo en vano, simplemente porque no hay manera de ofrecerle la misma experiencia de elegir las acciones del personaje a cada espectador.

En menor medida, lo mismo podemos decir de los personajes que nos acompañan en nuestra aventura por vencer a Darth Malak. Considerando que pasamos un promedio de 28 a 50 horas al lado de Juhani, Canderous, T3-M4 y demás miembros de la tripulación del Ebon Hawk, sería injusto decir que a muchos no les pesa más las historias de estos personajes que aquellos que conocemos en las películas y están presentes un promedio de 5 horas.

El juego nos permite estar en compañía  de HK-47 por más de 20 horas, mientras que R2-D2 aparece en pantalla un poco más de de 5 horas y 30 minutos si tomamos en cuenta su participación en la trilogía original, las precuelas y las 2 peliculas disponibles de las secuelas.

Si no creen en mi teoría, entonces los invito a leer el libro The Old Republic: Revan escrito por Drew Karpyshyn, y a buscar aunque sea los videos cinemáticos de su historia en el juego masivo de multijugador en línea The Old Republic. Si después de experimentar esas historias, independientemente de calidad u opinión, pueden decir que ese es “su” Revan, entonces con gusto retractaré mis palabras.

Sé que suena un poco pesimista, pero tranquilos que nada de esto quiere decir que tengamos que dejar a nuestro querido Revan en el olvido. Siempre y cuando entendamos la razón por la cual es un personaje tan querido por los fans y midamos nuestras expectativas, creo que es posible emocionarse por las historias por venir sin traicionar nuestras memorias de la infancia.

Personalmente, creo que es inevitable que Lucasfilm traiga a Revan de regreso al canon de la misma manera en que lo hicieron con el Gran Almirante Thrawn. La diferencia fundamental la encontramos en el cuidado que se debe tener con un personaje cuya naturaleza radica en las opciones de cada jugador en vez de una narrativa plenamente establecida.

En ese sentido, si en algo podemos estar todos de acuerdo es que Revan y compañía valen más que unas cuantas menciones o cameos irrelevantes en el gran esquema de las cosas, por eso mismo estoy seguro de que en Lucasfilm está buscando la manera de darnos a estos queridos personajes como los recordamos y como merecen.

Justo como le decía a mi querido amigo en aquella fiesta de fin de año cuando invariablemente llegamos al tema de Revan y el canon, es solo cuestión de tener paciencia, joven padawan.

Curiosidad de la Semana: Star Wars: El Juego de Rol.

secondedition

El producto del que les voy a hablar el día de hoy es sumamente especial para mí y es también uno de los que ha tenido mayor impacto para la franquicia desde la introducción de las figuras de acción de Kenner, con las que George Lucas hizo su impresionante fortuna.

Se trata de la reimpresión de Star Wars: El Juego de Rol, escrito y publicado originalmente por West End Games en 1987.

reprint
La reimpresión de “Star Wars: El Juego de Rol”, edición del 30 aniversario del juego original, por Fantasy Flight Games, 2017.

Lo más importante que deben saber es que, si siguen la historia de la franquicia post-Trilogía Original y cómo es que ha evolucionado en el monstruo mediático que es el día de hoy, mucho de lo que hace a Star Wars… pues Star Wars es este set de libros que se escribieron con el expreso propósito de ofrecerle al mundo el material necesario para jugar entre amigos en el universo creado por George Lucas.

Si han participado en una partida de Calabozos & Dragones saben perfectamente de lo que estoy hablando:

Hojas de papel con personajes, lápices, dados con más caras de lo que uno acostumbra a ver, a lo mejor unas cuantas cervezas y más diversión de lo que se puede expresar en pocas palabras.

dungeons
El muy necesario libro de reglas para el maestro del calabozo de Calabozos y Dragones, arte por Larry Elmore.

Es una experiencia única que no puedo dejar de recomendar, más que nada porque requiere de una cantidad considerable de dedicación y participación por parte de todos los jugadores, especialmente para el maestro del calabozo, o “dungeon master, que tiene la tarea de crear la narrativa para el resto del grupo.

En ese sentido, las guías de estos tipos de juegos tienen la tarea de ofrecer suficiente información para que las historias se sientan genuinamente como parte del universo en el que se desea jugar y ese es uno de los aspectos con las que la Trilogía Original nunca contó verdaderamente: detalle.

No es por decir que la masiva cantidad de trabajo detrás de Una Nueva Esperanza, El Imperio Contraataca y El Retorno del Jedi careciera de detalle, para nada, pero ¿La galaxia en la que se desarrollaron estas historias? Definitivamente, después de todo, no fue hasta 1987, tres años después de que acabara la trilogía, que la raza de aquella exótica bailarina de piel verde que aparece en el palacio de Jabba fuera denominada como Twi’lek, gracias a estos libros.

firstedition
La sección acerca de los Sables Laser, a pesar de que no ser Canon, es maravillosa y elabora perfectamente sobre el misticismo de el arma clásica de los caballeros Jedi.

Nombres de diversas razas y criaturas de todas las películas, el uso de Aurebesh – el lenguaje escrito universal de la Galaxia Muy Muy Lejana – y muchas otras cosas surgieron de estos manuales de juego.

De hecho, la aportación de sus escritores, Bill Slavicsek y Curtis Smith, fue tan impactante que su trabajo fue utilizado como referencia para la creación de material futuro, tanto así que cuando Timothy Zhan fue contratado para escribir Heredero del Imperio, el primero de los libros de la trilogía de Thrawn, Lucasfilm le envió el juego de rol con la dirección de que lo utilizara como base para desarrollar su historia.

No es exageración decir que este modesto juego a base de la imaginación publicado en Nueva York tuvo mucho más impacto de lo que sus escritores estimaban, no solamente como producto o como base para la creación del Universo Expandido, sino como inspiración para la siguiente generación de creativos que llegaría a Lucasfilm y le daría forma a la franquicia como la conocemos hoy.

pablosnoke
Pablo Hidalgo, del Lucasfilm Story Group, ha mencionado que el juego de rol fue lo que lo mantuvo fascinado con “Star Wars” y la biblia que empezó a escribir para la compañía se basa en gran parte en la guía que viene con el juego.

Ustedes no me dejaran mentir, todos llevamos en nuestros corazones las historias y personajes que nos definieron cuando éramos niños. Si le pregunto a mi padre sobre las series que veía cuando era joven, es muy probable que me hable con gran convicción de las producciones de Gerry Anderson, como Supercar y Fireball XL5, y estoy seguro de que, más allá de la nostalgia, lo que hay en él es un deseo por saber que las historias contadas en esas series de televisión siguen de alguna manera.

Es justamente por eso que estoy tan agradecido con West End Games. Ellos lograron mantener a Star Wars relevante o, mejor dicho, ellos demostraron que la franquicia nunca se fue realmente y seguía siendo tan relevante entonces como en 1977.

Star Wars: El Juego de Rol es más que una guía de juego, es un pequeño pedazo de historia y evidencia de que las historias que amamos nunca mueren, solamente están en espera de que reconectemos con ellas.

Después de muchos retrasos, la edición de 30 aniversario de Star Wars: El Juego de Rol ya se encuentra disponible a la venta  y pueden conseguir su copia dando click aquí.

El Triunfal Retorno del Gran Almirante Thrawn

Thrawn

Hay personajes del previo Universo Expandido de la saga que han redefinido por completo a la franquicia en la mente de millones de personas. De hecho, sería una ridiculez pretender que las Leyendas de Star Wars, o Star Wars Legends, no mantuvieron a la franquicia relevante en las décadas entre trilogías.

Uno de los pilares centrales de Star Wars Legends fue la trilogía de libros creada por Timothy Zhan entre 1991 y 1993, mejor conocida como la trilogía de Thrawn en honor al mítico personaje que creó para mostrarle a los héroes de la Trilogía Original que, por más grande que fuera el impacto de la muerte del Emperador Palpatine y la destrucción de la Estrella de la Muerte II, el Imperio había llegado para quedarse y la guerra por el domino de la galaxia apenas había comenzado.

thrawn trilogy
La Trilogía de Thrawn, compuesta por “Heredero del Imperio”, “El Resurgir de la Fuerza Oscura” y “La Última Orden”, de Timothy Zhan.

Mitth’raw’nuruodo, o simplemente Thrawn, pertenecía a la raza de los Chiss, seres humanoides de piel azul y ojos rojos, considerablemente altos comparados con el humano promedio. El planeta nativo de los Chiss, Csilla, se encuentra en las Regiones Desconocidas de la Galaxia, por lo que su existencia es básicamente un mito para el ciudadano común del Imperio y razón por la cual nunca habíamos visto a alguien parecido a Thrawn en la saga original.

Más allá de su apariencia, Thrawn es sumamente interesante por ser uno de los personajes más capaces y temibles en la historia del Universo Expandido. Su gran inteligencia e ingenio son la razón por la cual fue promovido al rango de Gran Almirante y fue el único no humano en conseguir ese rango durante la existencia del Imperio.

Su capacidad por entender la naturaleza e historia de diversas razas tan solo observando su arte y cultura para después aplicar ese conocimiento de forma militar, además del empleo de tácticas sumamente avanzadas de combate espacial, como el uso de micro-saltos al hiperespacio, los cuales dependían de un entendimiento profundo del sistema planetario donde se diera el enfrentamiento y el poder gravitacional de sus cuerpos celestes, hicieron de Thrawn un increíble adversario. Incluso comparado con el alto nivel de inteligencia de los Chiss, él era un prodigio y logró convertirse en el comandante más joven en la historia de su planeta.

thrawn office
La oficina de Thrawn en el planeta Lothal, llena de arte de las diversas culturas de los miembros del Escuadrón Fénix. Arte Conceptual por Andre Kirk, de Lucasfilm.

Sabiendo esto del personaje, creo que una duda bastante lógica sería: ¿Cómo es posible que alguien con tanta visión e inteligencia estuviera del lado del Imperio, el cual estaba lleno de humanos arrogantes, frívolos y sumamente racistas, incluso en sus más altos mandos?

La respuesta es bastante sencilla: La inevitable llegada de la amenaza más grande que hubiera visto la Galaxia.

Desde que Thrawn fue ascendido a comandante de su propia patrulla fronteriza, siete años antes de la formación del Imperio, y hasta su última campaña contra la Nueva República, él había mantenido una filosofía de unificación bajo una sola visión. Lógicamente, la forma más sencilla de lograr su cometido era por medio del Imperio, el cual le había ofrecido recursos casi ilimitados y bastante poder militar.

Pero eso no es todo, la razón más importante por la cual se mantuvo del lado del Imperio es a causa del Emperador Palpatine, que incluso desde sus días de Gran Canciller de la República, tenía conocimiento de una gran fuerza extra-galáctica que se estaba preparando para invadir la galaxia desde los bordes de las Regiones Desconocidas: Los Yuuzhan Vong, una raza humanoide de invasores con tecnología orgánica muy avanzada que, además, es completamente inmune a la Fuerza.

yuuzhan
Guerreros de los Yuuzhan Vong, los Zerg/Orcos/Tyranid de Star Wars.

Thrawn ya sabía del temible poder con el que los Yuuzhan Vong amenazaban a todos los seres vivientes de la Galaxia gracias a un breve enfrentamiento entre ellos y su propia raza, así que, por orden del Emperador, el Gran Almirante dedicó varios años explorando las Regiones Desconocidas con su propia flotilla, todo con el propósito de encontrar la manera de derrotar las misteriosas fuerzas provenientes de otra galaxia.

No regresó al espacio conocido hasta cuatro años después de la muerte de Palpatine, donde concluyó que era solo cuestión de tiempo antes de que la Nueva República sucumbiera ante el poder biomecánico de los Yuuzhan Vong, así que tomó la decisión de hacer todo lo posible para restaurar el orden militar del Imperio, de otro modo, los días de los seres vivientes de la Galaxia estaban contados.

En mi opinión, Leia, Luke y Han nunca enfrentaron a un enemigo mejor preparado o más capaz que Thrawn en el antiguo Canon. Incluso después de la llegada de los Yuuzhan Vong y muchas otras grandes amenazas que casi acaban con todos los esfuerzos de nuestros queridos héroes, realmente no han habido personajes que hayan estado a la altura del Gran Almirante en cuanto al uso de la lógica y el conocimiento cultural de sus adversarios. Desde su recurrente uso de ysalamiri, lagartijas capaces de negar el poder de la Fuerza, hasta la aplicación de tácticas militares que la Alianza Rebelde nunca había experimentado durante la Guerra Civil Galáctica, Thrawn estaba preparado para lo que se le pusiera enfrente.

chimaera
El ISD Chimaera, el Destructor personal del Gran Almirante Thrawn. Arte oficial de “Fantasy Flight Games” para “Star Wars Armada”.

Ahora bien, como pueden observar, este personaje tuvo un gran impacto y no es por nada que sea un favorito de los fans, sobre todo los de antaño, así que se podrán imaginar la reacción de muchos de ellos cuando el Universo Expandido fue borrado del Canon.

Personalmente, aunque prefiero el estado actual del Canon, Thrawn es uno de los personajes que realmente extrañaba porque realmente hizo brillar el aspecto militar del Imperio, por no mencionar su temible poder en las manos de alguien con verdadero ingenio, aparte de Palpatine y Vader, claro.

Thrawn es tan importante para Star Wars post-Episodio VI que muchos fans pidieron la re-canonización del personaje inmediatamente después de los cambios que implementó Lucasfilm para proceder sin dificultades con la trilogía de secuelas.

Parecía que estas peticiones caían en oídos sordos, después de todo, no es como si en Lucasfilm no supieran el valor de muchos de los personajes que ahora forman parte de Star Wars Legends, como Revan y Mara Jade, sin embargo, la creación de nuevo material tomaba prioridad y el destino de todos esos personajes parecía estar sellado. O por lo menos ese era el caso hasta que, durante la Star Wars Celebration de 2016, se dio el anuncio sorpresa de que Thrawn estaría de regreso en el Canon y haría su debut en la tercera temporada de Star Wars Rebels.

Adicionalmente, se anunció una nueva novela escrita por el mismísimo Timothy Zhan acerca del nuevo pasado de Thrawn y sobre cómo llego a su rango de Gran Almirante.

thrawn novel.png
“Star Wars Thrawn”, la nueva novela de Timothy Zhan, (2017).

El anuncio del retorno de Thrawn fue, en mi opinión, la mejor parte de aquella convención y les puedo asegurar que, después de ver el arco de Thrawn en Rebels y de leer los dos libros que han sido publicados hasta el momento, el personaje está en mejor forma que nunca, así que, si se consideran fans de Star Wars, creo que por lo menos deberían de leer el cómic basado en la primera novela del nuevo Canon. Si eso no los convence de consumir el resto del material disponible, entonces nada lo hará.

Si desean saber más del Gran Almirante Thrawn como aparecía en Star Wars Legends, pueden comprar la trilogía original de Thrawn y sus secuelas en formato físico y digital dando click aquí.

Para experimentar el contenido de Thrawn en el nuevo Canon, pueden ver Star Wars Rebels, actualmente disponible en formato físico (DVD y Blu-Ray) dando click aquí, y leyendo las dos nuevas novelas de Timothy Zhan, Thrawn y Thrawn Alliances, que encontrarán en formato físico y digital dando click aquí.

Artículo escrito a petición de Daniel Seiji Ohara.