Archivo de la etiqueta: Star Wars

Nuevas Películas Confirmadas por Disney

Esta información llega desde un comunicado donde se dio a conocer el calendario de las películas de la Compañía Walt Disney ahora que la compra de Fox y la gran mayoría de sus propiedades intelectuales es un hecho.

Aun no hay detalles sobre la naturaleza de estas películas, si se apegan a la saga Skywalker (poco probable), si se trata de una nueva trilogía (muy probable), quien estará detrás de su escritura y dirección, así que no se dejen llevar por rumores infundados.

También me gustaría recordarles que el calendario muy probablemente cambie constantemente, así que no crean por un segundo que el año de salida de estas películas es un hecho, o que incluso serán las únicas películas de la franquicia que estarán disponibles antes de 2026.

Les dejamos la liga al comunicado oficial, solo den click aquí.

5 Cosas Que Debes Saber Sobre Star Wars: Galaxy’s Edge

Arte Conceptual de “Star Wars: Galaxy’s Edge” por Disney Parks.

Ahora que sabemos que Galaxy’s Edge -la nueva tierra dedicada completamente al universo de Star Wars que estará disponible en Disneyland el 31 de mayo y Disney Hollywood Studio el 29 de agosto- abrirá sus puertas muy pronto, se han revelado muchos detalles interesantes que me gustaría compartir con ustedes para que sepan qué esperar, además de poder vendérselo a sus familiares y amigos para ir tan pronto como sea posible y con toda la actitud.

Por eso mismo, me di a la tarea de crear esta pequeña lista de curiosidades que sin duda elevarán su interés en la experiencia que los genios de Disney y Lucasfilm nos tienen preparados:

1.- Su lugar en el canon

Concepto de Black Spire Outpost, una de las estaciones más antiguas y remotas en la galaxia. Arte Conceptual por Disney Parks.

Como lo he mencionado en otros artículos, las historias y lugares que podrán encontrar en Galaxy’s Edge son completamente canon.

Empezando por lo básico, el planeta en el que se desarrollan todas las narrativas se llama Batuu y se encuentra situado en los límites de la galaxia. La estación conocida como Black Fire Outpost, es decir, el lugar que estaremos visitando, se localiza precisamente en ese planeta y cuenta con una historia que data de antes de que existiera el viaje por el hiperespacio en la Galaxia Muy Muy Lejana.

En cuanto a su lugar en la cronología de las películas, los visitantes serán situados directamente en el conflicto entre La Primera Orden y La Resistencia, específicamente entre Episodio VIII y Episodio IX. De hecho, una de las atracciones actualmente confirmadas, Star Wars: Rise of the Resistance, está diseñada para que ustedes mismos sean capturados por La Primera Orden y para que eventualmente se encuentren cara a cara con Kylo Ren, aunque también podrán encontrar a Rey, Finn y Poe haciendo alguna especie de aparición junto con BB-8, que estará presente físicamente.

Por otro lado, también podrán interactuar con personajes provenientes de otras partes de la Saga. Un gran ejemplo de esto es el célebre pirata, contrabandista y mejor amigo de Obi-Wan Kenobi (por lo menos acorde a sus palabras) conocido como Hondo Ohnaka, a quien sin duda reconocerán si vieron The Clone Wars o Rebels.

Él es quien les encargará una pequeña misión sobre el Millennium Falcon para aprovecharse de la nave más rápida en la galaxia con la intención de hacer un poco de dinero fácil.

Es uno de los animatrónics más impresionantes y avanzados jamás creados por el equipo de Walt Disney Imagineering.  

2.- Es una experiencia Inmersiva

Arte Conceptual de “Millennium Falcon: Smuggler’s Run” por Disney Parks.

Hablando del Falcon, uno de los grandes atractivos de los parques de Disney es la posibilidad de experimentar de primera mano la magia de sus películas y Galaxy’s Edge no es diferente, de hecho, se toma tan a pecho el concepto interactivo que cuando promocionan la idea de dejar a los visitantes pilotar la famosa nave que atravesó el Corredor de Kessel en menos de 12 parsecs, lo dicen en serio.

La segunda atracción confirmada hasta el momento, Millennium Falcon: Smuggler’s Run, le permitirá a un grupo de seis personas tripular la famosa nave y hasta se reflejarán diferentes grados de daño y pequeños cambios dependiendo del desempeño de cada miembro de la tripulación, así que hay mayor incentivo para probar la atracción varias veces.

Adicionalmente, podrán encontrar muchísimas referencias a las historias y personajes menos conocidos, así que no debería preocuparle a los fans más intensos el compromiso que se tiene con hacer de esta una experiencia donde cada rincón cuente con un propósito.  

Y, para quienes vienen con la intención de disfrutar del parque, pero apenas están descubriendo Star Wars, también podrán interactuar libremente con varios de los nativos rondando para aprender más sobre el lugar, al igual que con los diversos vendedores de todas las tiendas que estarán disponibles.

Lucirán más o menos así. Fotografía por Disney Parks.

3.- Podrán llevarse a casa mercancía de todo tipo, incluyendo a su propio droide y sable de luz

Ya que mencioné a los vendedores, pocas cosas me dan más gusto que confírmarles que podrán conseguir su propio sable de luz personalizado en una de las “tiendas escondidas” llamada Savi e Hijo.

Una vez entrando a la tienda, los visitantes serán guiados por un “recolector” en una experiencia de quince minutos para construir su sable de Jedi o Sith.

Podrán seleccionar piezas disponibles para darle forma a un mango de su agrado, su propio cristal kyber para escoger el color de su sable. Arte Conceptual de Disney Parks.

También podrán conseguir su propio droide en Droid Depot, donde serán atendidos por un alien llamado Mubo y sus asistentes para ayudarlos a construir un droide que verdaderamente se sienta único y especialmente hecho para ustedes.

Podrán seleccionar entre unidades tipo R y BB en diversos colores. Fotografía de David Roark.

Una vez que terminen, podrán activarlo en una terminal local y su droide será capaz de emitir luces y sonidos, además de poder interactuar con otros droides en el parque.

En cuanto a otros productos se refiere, podrán encontrar artículos que hacen referencia a muchas de las otras historias de la franquicia en la tienda de Dok-Ondar, un ithoriano que incluso fue referenciado en Han Solo: Una Historia de Star Wars. Ahí tendrán disponibles toda clase de artefactos Jedi y Sith que van desde estatuillas de personajes reconocidos como Yoda y Mace Windu, hasta holocrones con cristales interactivos.

Arte Conceptual de “El Mercado Negro de Batuu” por Disney Parks.

¿Buscan algo para los fans más pequeños y que a lo mejor aún no tienen la edad para crear su propio sable de luz? No hay problema porque también está la tienda de Zabaka, una Toydarian (como Watto, el dueño de Anakin y Shmi en Episodio I), que hace peluches a mano inspirados en personajes icónicos y animales legendarios.

Finalmente, si lo que desean es vestir con lo último de la moda intergaláctica, entonces no pueden perderse de la tienda de ropa oficial del parque, donde podrán comprar vestimenta para toda la familia, ya sea que busquen una apariencia formal y espiritual, muy al estilo Jedi, o incluso algo un poco más formal y hasta militar, típico de La Primera Orden.

4.- Los Alimentos Están Inspirados Directamente por las Maravillas Culinarias de Otros Mundos

Es imposible asistir a un parque de Disney y no sucumbir ante todas las deliciosas opciones que tienen disponibles, así que, como se podrán imaginar, es de gran importancia que toda la comida en Galaxy’s Edge sea sumamente atractiva y única en su especie.

Acorde a Brian Piasecki, el Director Culinario de Walt Disney World, la filosofía detrás del menú de esta nueva tierra viene en dos partes: “Combinar ingredientes familiares de maneras no familiares, donde los visitantes pueden encontrar sabores y componentes inesperados” y “superar las expectativas de los consumidores para que la comida que prueben no sepa a lo que parece.”

Con eso en mente, se han dado a conocer muchos platillos inspirados directamente en la fauna de planetas como Naboo y Felucia, como en el caso del Tip-Yip Endoriano Frito (pollo frito preparado especialmente que lo hace menos pesado y grasoso. Es servido con arroz y vegetales) y las Costillas de Kaadu (Costillas de cerdo cubiertas en salsa BBQ y migajas de pan tostado que le dan un toque crujiente), entre muchas otras creaciones que sin duda los dejarán más que satisfechos.

Incluso si el pollo y el puerco no son de su particular agrado, no deben preocuparse pues habrá una amplia selección de opciones a base de pescado y carne de res, por no mencionar opciones 100% veganas, además de una gama considerable de aperitivos y postres para todos los gustos.

5.- Si, Servirán Bebidas Exóticas e Intoxicantes

Junto con la comida, viene la bebida y gracias al tremendo trabajo de Michele Gendreau, El Director de Comida y Bebida de Disney, puedo confirmarles dos cosas de antemano:

Si, habrá bebidas alcohólicas disponibles en Galaxy’s Edge y sí, también podrán comprar un buen vaso de la famosa leche azul que toma Luke en casa de sus tíos.

También estará disponible la leche verde que aparece en “Los Últimos Jedi” y aparentemente tendrá un sabor mucho más “tropical” que la azul. Fotografía de David Roark.

Con eso dicho, es importante que sepan que no todas las bebidas en sí contienen alcohol, así que no deben preocuparse si llevan menores de edad que estén intrigados por los brillantes colores de las órdenes de otros visitantes.

EL Carbon Freeze, Oga’s Obsession y el Cliff Dweller son buenos ejemplos de bebidas no alcohólicas que pueden compartir con toda la familia. Fotografía de Kent Phillips.

Al igual que con los alimentos, habrá diferentes bebidas disponibles en los diferentes restaurantes, así que asegúrense de ir con la mentalidad de probar distintos lugares, les puedo asegurar que habrá muchas cosas para degustar en una sola visita.

6.- Está Diseñado Para Evolucionar

Eric Baker, el Director Creativo de Walt Disney Imagineering, lleva trabajando en todo aspecto de Galaxy’s Edge desde que El Despertar de la Fuerza se encontraba todavía en su proceso de filmación y no es coincidencia que las atracciones principales de esta nueva tierra involucren de antemano al conflicto más reciente de las películas, pero eso no quiere decir que es todo lo que podremos encontrar en Batuu de ahora en adelante.

De hecho, la experiencia entera está preparada para evolucionar e integrar nuevas historias y personajes dependiendo de a donde se dirijan las historias de todo el contenido que viene en camino, así que, si piensan que una sola visita será suficiente para experimentar todo lo que ofrece Star Wars: Galaxy’s Edge, les puedo decir con toda confianza que ese no será el caso porque este viaje apenas comienza.

La Fuerza y el concepto del “Power-Up”

Como ya lo he mencionado previamente, es muy probable que hayan sido expuestos desde pequeños a Dragon Ball Z, Los Caballeros del Zodiaco y Sailor Moon, especialmente si son millennials que crecieron en Latinoamérica y, como seguro lo sabrán, estas series manejan una temática en común: el incremento exponencial de habilidad y poder.

Ninguna de ellas serían lo mismo sin protagonistas cuyo cabello cambia de color, armaduras que se hacen cada vez más vistosas y cristales cuyas habilidades trascienden la lógica o la consistencia interna de sus propias historias.

Si algo aprendí de niño es que nada dice máximo poder como una armadura dorada, alas, arco y flecha.

Este concepto del power-up está tan presente y lo hemos internalizado tanto que, sin querer, lo buscamos en otras historias que a lo mejor no van por el mismo camino.

Siento que eso ha pasado precisamente con Star Wars y el concepto de la Fuerza, sobre todo entre fans que se emocionan con la idea de medir las habilidades místicas entre los caballeros y maestros de las órdenes Sith y Jedi.

La llegada de grandes cantidades de juegos con un fuerte componente numérico para definir las habilidades de los personajes tampoco han ayudado mucho con esta idea.

Esto lo digo por experiencia, ya que alguna vez estuve acostumbrado a aplicar esta noción a básicamente toda franquicia que encontraba en mi camino, justamente porque en todas está presente la idea del “poder”. Sea para conquistar situaciones o adversarios, se trata de un tema recurrente y reconocible, sin embargo, no siempre se hace presente en la forma de un aura colorido o el cambio de rasgos físicos.

Lo que quiero decir es que aplicar la noción del power-up como aparece en cómics y manga es una labor en vano en muchos casos populares, y sin duda puedo decir que la misma idea aplica a Star Wars.

Para elaborar al respecto, me gustaría referirme a una de las escenas más icónicas de toda la saga:

El duelo final entre Luke Skywalker y Darth Vader a bordo de la Estrella de la Muerte II en El Retorno del Jedi.

He visto ya en varias ocasiones que muchos fans se refieren a ese duelo como la prueba final de Luke para convertirse en un Caballero Jedi en el sentido de que él encuentra en sí mismo el poder para vencer a Vader y para mostrar compasión por quien alguna vez fue su padre.

Esencialmente, es ahí donde podemos ver a un Luke que trascendió sus limitaciones para convertirse en el Jedi más poderoso de todos los tiempos y eso, en mi opinión, no podría estar más alejado de la verdad.

Lo que sucede en ese duelo es algo fundamentalmente diferente, ya que, desde un inicio, podemos encontrar a Luke evitando el combate muy a pesar de las burlas del Emperador y la implacabilidad de Vader.

El joven Skywalker sabe que el duelo en sí implica corrupción y va en contra de las enseñanzas de Yoda, quien alguna vez le mencionó que un Jedi nunca utiliza sus habilidades para el ataque, sino para la defensa. El Emperador entiende esto a la perfección y por eso le insiste continuamente para que tome su sable y lo ataque con ira, cosa que Luke termina haciendo cuando la batalla entre la Alianza Rebelde y el Imperio sobre Endor se hace más desesperada.

Cuando nuestro héroe encuentra un momento para respirar, Vader descubre que Leia cuenta con un gran potencial en la Fuerza por ser hermana de Luke y lo amedrenta con la promesa de convertirla al Lado Oscuro si él no lo hace.

En ese momento, Luke se deja llevar por el enojo y miedo que le causaron las palabras de Vader, a quien comienza a atacar de manera agresiva y brutal.

Chequen el video completo para ver el duelo, pero solo quiero hacer notar que incluso el score de John Williams hace alusión a la inevitable caída de Luke al Lado Oscuro ahora que se dejó llevar por sus emociones negativas, tal y como lo predijo el Emperador.

Justo cuando está por dar el golpe final a un enemigo indefenso, Luke recobra la conciencia y se detiene por darse cuenta de su gran error. No es solamente una cuestión de compasión por su padre, es el hecho de que estaba por sucumbir al Lado Oscuro por completo, es decir, se trata de un momento de debilidad y no de poder.

Fue precisamente la interpretación de escena y muchas conversaciones al respecto que me llevaron a considerar este tema que, en retrospectiva, se ha mantenido en boca de muchos fans en cuanto a quién es verdaderamente Luke Skywalker y que implica ser el Jedi más poderoso en la historia, en particular cuando estamos tentados a medir el potencial de los personajes por medios de las habilidades especiales que confiere la Fuerza a quienes son afines a sus misterios.

Indudablemente se trata de una de las partes más interesantes de toda la saga y gran cantidad de historias del previo Universo Expandido se desarrolló bajo esta noción del power-up por medio de la Fuerza para lograr hazañas legendarias, pero considero que se trata de un rechazo a las lecciones fundamentales de la saga en primer lugar.

Se dice que el poder absoluto corrompe absolutamente y el uso de la Fuerza no está exento de esta idea. Si bien la telekinesis, la premonición y la manipulación son herramientas útiles, el verdadero valor de un Jedi yace en el reconocimiento de un conflicto y su subsecuente rechazo.

En ese sentido, creo que nada es más poderoso que ver a Luke Skywalker revivir su leyenda en una batalla a muerte sin siquiera estar presente.

Y el máximo poder de la Fuerza, por lo menos por parte del Lado Luminoso, se encuentra en brindarle seguridad, esperanza y compasión a quienes más lo necesitan, después de todo, solo así se puede ganar la guerra. No peleando contra lo que odiamos, sino salvando lo que amamos.

Tal y como lo hizo Luke en aquella fatídica batalla sobre Endor.

El Lado Cómico de Star Wars

En estos últimos años, me he dado cuenta de que una cantidad considerable de fans tienen una noción bastante seria sobre el universo de Star Wars.

No es como que no haya una cierta justificación para ello, después de todo, las películas de la saga cuentan con una dosis más que saludable de drama. Es más, me atrevo a decir que ese drama es la razón por la cual muchos, incluyéndome, sentimos una conexión tan fuerte con los personajes e historias de la Galaxia Muy Muy Lejana.

“Star Wars Detours” fue una comedia para televisión que fue anunciada en 2012, pero nunca fue estrenada, probablemente por la compra de la compañía.

Tanto en su narrativa principal, como en diversas producciones que han existido casi desde que George Lucas liberó su creación en el mundo, Star Wars ha sido un ejemplo clásico de una saga con la virtud de llegarle al corazón a millones de personas y simultáneamente hacerlas reír, incluso cuando ese no es el propósito.

No estoy hablando de las singulares idiosincrasias de Jar Jar Binks, ni tampoco de la capacidad memética de mucho del diálogo de las precuelas, más bien me refiero a grandes maravillas de la comedia involuntaria como son Star Wars: Holiday Special –el controversial especial de televisión donde conocimos a la familia de Chewbacca mientras se preparaban para celebrar el “Día de la Vida”– y Star Wars Kinect, donde podemos encontrar a personajes como Lando y a Han haciendo esto:

Vean el video completo si pueden, Dunkey es de los pocos YouTubers que puedo recomendar de todo corazón.

Claro, se puede hacer el argumento de que estas maravillas son el producto de una cultura capitalista en vez de un esfuerzo por hacerle justicia a la franquicia que representan, por otro lado, parodias con corazón y de verdadera calidad han existido desde 1978.

“Spaceballs” y “Fanboys” son unos clásicos indiscutibles que revisito casi cada año.

Aún si son demasiado jóvenes para recordar Hardware Wars, muy probablemente han escuchado de Robot Chicken: Star Wars y de Laugh It Up, Fuzzball: The Family Guy Trilogy.

Parodias reconocidas por el éxito de sus respectivas series y la pasión de sus creadores que, en mi opinión, dieron como resultado productos que están en la cúspide del genero junto con otros clásicos como Galaxy Quest y Young Frankenstein.

En mi opinión, el mejor sketch de todos los que han sido creados por Seth Green.

Ahora, haciendo de lado estos tributos y regresando al concepto de la comedia dentro de la propia saga, puedo entender la perspectiva de que la comedia en películas más recientes no ha sido del agrado de muchos fans, pero, de igual manera, parece que deliberadamente están olvidando escenas clásicas –como aquella en Episodio IV donde Han responde un llamado de alerta desde el bloque de celdas de la Estrella de la Muerte con una respuesta improvisada– con la intención de argumentar que El Despertar de la Fuerza y Los Últimos Jedi arruinaron la franquicia para siempre.

No es por decir que el estilo de comedia es uniforme a través de la saga ni mucho menos que toda escena debe ser del gusto de todos, especialmente considerando el inigualable carisma de Harrison Ford, pero no encuentro al diálogo entre Poe Dameron y Armitage Hux al inicio de Los Últimos Jedi como la enorme blasfemia contra la saga que muchos juran que es.

Esencialmente, lo que quiero decir es que la creación de George Lucas nunca ha sido seria de manera explícita, y por cada momento de drama y conflicto intenso, podemos encontrar otro para reír gracias a combinaciones muy particulares de factores que dan como resultado algo especial, como aquella escena en Una Nueva Esperanza donde un soldado de asalto estrella su cabeza contra una puerta a medio abrir.

Curiosamente, el sonido que escuchan cuando el soldado golpea la puerta fue agregado en las Ediciones Especiales, décadas después de que la escena ganara su notoriedad.

En fin, como ya lo he mencionado antes, no es mi lugar decirles como sentirse con respecto a ninguna franquicia y sus respectivos producciones, pero creo que sería beneficioso para toda la comunidad de fans recordar que Star Wars es inverosímil a propósito y con gusto. Muy pocas franquicias, especialmente las populares, pueden decir lo mismo sin ser comedias y de verdad espero que esa cualidad se mantenga hasta el fin de los tiempos.

Solo recuerden que gracias a la buena relación que tenía George Lucas con el creador de “Los Muppets”, Jim Henson, tenemos esta maravillosa foto de Luke Skywalker con Miss Peggy.

“Star Wars: Knights of the Old Republic” y La Obsesión con Revan

Antes de que terminara el año, durante una de las tantas fiestas que se dan con la excusa de beber y comer en buena compañía, me encontré a mi mismo platicando con un buen amigo sobre los diversos videojuegos que se desarrollaron con la licencia de nuestra franquicia favorita.

Hablamos de The Force Unleashed, Star Wars Galaxies, la serie Tie Fighter y, por supuesto, de Knights of the Old Republic.

Estoy seguro de que muchos de los fans estarán de acuerdo conmigo con que este maravilloso juego creado por BioWare y publicado por LucasArts da bastante de qué hablar, especialmente cuando tocamos el tema del personaje favorito de muchos hasta la fecha: Revan.

Arte promocional del Caballero Jedi Revan, de Capital Games para el juego “Star Wars: Galaxy of Heroes”.

Para los que no están familiarizados con el videojuego, lo que deben saber es que salió a la venta originalmente en 2003 y su narrativa se desarrolla en el universo de Star Wars, pero 4000 años antes de la formación del Imperio Galáctico, donde el jugador es situado en medio de un conflicto intergaláctico entre la orden Jedi de la antigua República y una armada de Sith liderado por Darth Malak, el último aprendiz del Señor Oscuro Revan.

Ahora, si no tienen la intención de jugar este juego, entonces no se preocupen, pueden seguir leyendo este artículo sin problema, pero, para todos aquellos que aún lo tengan en su lista de pendientes, por favor dense el tiempo para terminar esta joya de inicios de los 2000s porque lo que sigue son puros spoilers, incluyendo la revelación más grande de Knights of the Old Republic.

No pueden decir que no se los advertí.

Ahora bien, la cuestión aquí es que, conforme avanzamos la historia del juego y nos vamos encariñando de los personajes que luchan al lado de nuestra propia creación, se da la revelación de que nuestra avatar es en realidad el susodicho maestro del enemigo principal, el poderoso Darth Revan, solo que ha perdido la memoria y el bando de los “chicos buenos” decidieron aprovecharse de la situación para encontrar la manera de detener a Malak.

Super buena gente, esos Jedi. No es como que se aprovechen de muchas personas con habilidades convenientes para sacar ventaja en un conflicto bélico. ¿Verdad?

Esta revelación fue sumamente impactante para muchos de los fans en aquel entonces y con justa razón. Para cuando nos enteramos de la verdad, los jugadores ya habíamos pasado horas junto a personajes como Carth Onasi y Bastila Shan, nuestra misión por salvar (o conquistar) la Galaxia ya estaba definida y nuestra relación con la Galaxia Muy Muy Lejana era básicamente palpable gracias a Revan que, más que un caballero Jedi o un temible Sith, era realmente el medio de BioWare para decirnos que nuestra historia personal había cambiado el universo de Star Wars.

Sin importar que camino escogiéramos, Revan era la encarnación pixelada de nuestras decisiones y el juego no temía en decírnoslo.

Suponiendo que escogieran el final del Lado Luminoso, el maestro Jedi Vandar Okara incluso nos daba el título de Caballero Prodigio de los Jedi.

Y ese es precisamente mi punto: En los ojos del jugador, no hay personaje más “perfecto” que Revan.

Es otro de esos temas que prefiero dejar en manos de cada lector pero, en mi opinión, la cantidad de tiempo que pasamos con Revan y compañía, además de la inherente naturaleza de un videojuego por hacernos plasmar nuestras propias personalidades sobre un avatar, hacen de la comparación con otros personajes de la saga, incluyendo a los clásicos como Luke, Leia y Han, una batalla imposible de ganar.

Es también la razón por la cual crear a personajes similares a Revan o incluso hacer el intento de darle un rol principal en películas o series de televisión sería un esfuerzo en vano, simplemente porque no hay manera de ofrecerle la misma experiencia de elegir las acciones del personaje a cada espectador.

En menor medida, lo mismo podemos decir de los personajes que nos acompañan en nuestra aventura por vencer a Darth Malak. Considerando que pasamos un promedio de 28 a 50 horas al lado de Juhani, Canderous, T3-M4 y demás miembros de la tripulación del Ebon Hawk, sería injusto decir que a muchos no les pesa más las historias de estos personajes que aquellos que conocemos en las películas y están presentes un promedio de 5 horas.

El juego nos permite estar en compañía  de HK-47 por más de 20 horas, mientras que R2-D2 aparece en pantalla un poco más de de 5 horas y 30 minutos si tomamos en cuenta su participación en la trilogía original, las precuelas y las 2 peliculas disponibles de las secuelas.

Si no creen en mi teoría, entonces los invito a leer el libro The Old Republic: Revan escrito por Drew Karpyshyn, y a buscar aunque sea los videos cinemáticos de su historia en el juego masivo de multijugador en línea The Old Republic. Si después de experimentar esas historias, independientemente de calidad u opinión, pueden decir que ese es “su” Revan, entonces con gusto retractaré mis palabras.

Sé que suena un poco pesimista, pero tranquilos que nada de esto quiere decir que tengamos que dejar a nuestro querido Revan en el olvido. Siempre y cuando entendamos la razón por la cual es un personaje tan querido por los fans y midamos nuestras expectativas, creo que es posible emocionarse por las historias por venir sin traicionar nuestras memorias de la infancia.

Personalmente, creo que es inevitable que Lucasfilm traiga a Revan de regreso al canon de la misma manera en que lo hicieron con el Gran Almirante Thrawn. La diferencia fundamental la encontramos en el cuidado que se debe tener con un personaje cuya naturaleza radica en las opciones de cada jugador en vez de una narrativa plenamente establecida.

En ese sentido, si en algo podemos estar todos de acuerdo es que Revan y compañía valen más que unas cuantas menciones o cameos irrelevantes en el gran esquema de las cosas, por eso mismo estoy seguro de que en Lucasfilm está buscando la manera de darnos a estos queridos personajes como los recordamos y como merecen.

Justo como le decía a mi querido amigo en aquella fiesta de fin de año cuando invariablemente llegamos al tema de Revan y el canon, es solo cuestión de tener paciencia, joven padawan.